Cómo depurar el cuerpo de forma sencilla

Avatar Ana Ortega | julio 16, 2018 731 Vistas 0 Likes 5 de 3 estrellas

731 Vistas 5 de 3 estrellas Califícala

Cuando nacemos, nuestro cuerpo y todo lo que lo compone es 100% puro y limpio de cualquier toxina o mal que lo pueda aquejar, pero, con el paso de los años y la exposición que vamos teniendo al mundo y alimentos, este se va contaminando de distintas maneras.

Internamente, gracias a las toxinas de la alimentación, sumado al estrés y la contaminación ambiental, el organismo también se va contaminando y llenando de cosas negativas que también tiene que desechar en algún momento; de la misma forma en la que limpiamos nuestro cuerpo exteriormente a diario a través del baño, el interior también requiere de una limpieza periódica, es decir, una desintoxicación que nos ayude a eliminar toxinas, químicos, harinas refinadas, azúcares, fritos y alimentos de origen animal.

Pero la depuración no termina ahí, sino que se requiere también olvidarse de la vida sedentaria, la contaminación ambiental, el estrés, los estados emocionales y cosas similares que con el paso de los años van debilitando los órganos y el cuerpo, ya que, es a través de esto, que el cuerpo comienza a enfermarse y a presentar síntomas insanos, como el cansancio y la fatiga.

Cuando esto sucede la mejor forma de curarnos es depurar el cuerpo, esto, además de ayudarte a sentirte mejor con tu cuerpo y contigo misma y darle nuevas fuerzas, también sacudirá el polvo de tus articulaciones, refrescará tu cuerpo, te dará un nuevo color y eliminará la pereza y pesadez que los alimentos densos que has consumido durante todo este tiempo se elimine.

¿Estás lista para eliminar lo malo y depurar el cuerpo?

Toma mucha agua

Una de las recomendaciones que en Cocina Fácil siempre hemos dado ha sido tomarte un vaso de agua tibia por la mañana con el jugo de medio limón, ¿por qué? Entre los tantos beneficios que esto te aporta, uno de los más importantes es que te ayudará a limpiar el hígado, preparar tu sistema digestivo e hidratar el cuerpo; si esto lo compensas al seguir ingiriendo agua durante todo el día será mucho mejor, así que te recomendamos consumir agua fresca con limón, pepino, fresas y/o menta, también puedes cambiarlo por tés o infusiones.

Jugo verde

Después de tu agua tibia con limón está padre que tu primer alimento del día sea un jugo verde, ya que su alta concentración en micronutrientes como vitaminas, minerales y enzimas activos te ayudarán a mantener tus niveles de energía durante todo el día, además de que, al mismo tiempo, limpiará y activará los órganos de depuración de tu cuerpo.

Deja a un lado el café por un tiempo y mejor llénate de jugo verde, basta con que mezcles en la licuadora 1 manzana, ½ pepino, 2 ramas de apio, 5 ramas de perejil, 1 puño de espinacas y 1 trozo de jengibre.

No 5, sino 3 comidas

Normalmente estamos acostumbrados a hacer 5 comidas, cuando en realidad deberían ser sólo 3 y dos colaciones, pero muchas veces en vez de hacer colaciones nos aventamos una comida más y, si no, comemos lo primero que se nos cruza por enfrente, el error más grande. Para depurar el cuerpo de forma correcta, tendremos que sacrificar dos comidas, es decir las dos colaciones, y sólo quedarnos con las comidas fuertes, dando este espacio entre cada comida permitimos al organismo focalizar las energías que utiliza en digerir alimentos para depurar. Si de plano es mucha tu hambre que no lo soportas, lo mejor es que tu snack sea alimentos ligeros y con gran contenido en agua, como la fruta fresca, así que fíjate bien en la fruta que está de temporada dependiendo el mes en el que depures tu cuerpo.

Evita el gluten, lácteos, azúcares y comida procesada

Al ser alimentos difíciles de digerir, causar adicción y ser un potenciador de hipersensibilidad intestinal o alergias, lo recomendable es evitarlos mientras te encuentres en la depuración. Evita también el café y el alcohol.

Cena ligero

El alimento más fuerte siempre debe de ser la comida, así que está realmente prohibido que la cena la sobrepase, sin importar si te encuentras depurando tu cuerpo o no. Para empezar, tu hora de cenar no debe de pasar de las 8 pm, ya que sino te acuestas sin que tu cuerpo haya hecho la digestión debida y no se podrá relajar por completo. El alimento que consumas debe ser ligero, así que es recomendable comer una rica ensalada, verduras ligeramente salteadas o sopa de verduras.

Realiza actividad física

El ejercicio sabemos que es fundamental para cuidar nuestra salud, pero para depurar el cuerpo también lo es, así que mueve el cuerpo y realiza una actividad sencilla y que te guste, como andar en bici, bailar, practicar yoga, correr, cosas así. Además de ejercitar tu cuerpo te relajará; también es bueno acudir a baños relajantes y calientitos, ya que provocará que sudes y así eliminarás toxinas a través de los poros de la piel.

Respiraciones profundas

Tus pulmones y mente también deben de ser depurados y no hay mejor forma de hacerlo que con ejercicios de respiración profunda. Un ejercicio efectivo es inhalar por 8 segundos, aguantar la respiración por dos segundos y exhalar durante 8 segundos; si practicas este ejercicio antes de dormir te relajarás muchísimo y conciliarás el sueño de forma increíble.

Duerme las hora necesarias

Si no duermes las horas necesarias sabrás que tu cuerpo no tendrá la resistencia que requiere y en la depuración dormir es esencial ya que es cuando el cuerpo activa su mecanismo natural de limpieza. Dormir entre 8 o 9 hora es lo recomendable y si este hábito lo mantienes por el resto de tu vida notarás lo benéfico que es para tu salud.


731 Vistas 5 de 3 estrellas Califícala


>
>