Categorías: Tips de Cocina

Fabrica tu bebedero para colibríes paso a paso y muy fácil

¿Te encantan las aves y quieres tenerlas cerca de ti? Te decimos cómo hacer un bebedero para colibríes paso a paso con productos de tu hogar.

Disfrutar del canto y la presencia de las aves en el hogar o jardín es algo maravilloso. Pero si se trata de un colibrí, puede significar algo mágico, ya que esta pequeña ave es del agrado de muchas personas que sienten devoción por la naturaleza. Si quieres recibir la visita de este animalito tan especial, te decimos cómo hacer un bebedero para colibríes de forma práctica, paso a paso.

Alrededor de la figura del colibrí se cuentan muchas leyendas que la convierten en una de las aves más admiradas y consentidas. Se cree que son portadoras de buenas noticias, amor y sensaciones positivas. En tiempos prehispánicos, se creía que, con su ayuda, los guerreros pasaban al otro mundo al morir. Todo ello es fascinante, pero también hay que saber cómo cuidarlo para no hacerle ningún daño cuando visite nuestro jardín.

Getty Images

Cómo hacer un bebedero para colibríes

Materiales para hacer tu propio bebedero para colibríes

  • Una botella plástica o de vidrio con tapa
  • Un recipiente de plástico redondo con tapa
  • Alambre delgado y maleable o una cuerda delgada
  • Flores brillantes
  • Taladro o desarmador
  • Tijeras
  • Pistola de silicona

Paso a paso

  1. Retira el tapón de la botella y haz pequeñas perforaciones en él con ayuda del taladro o el desarmador.
  2. En el centro de la tapa del recipiente, dibuja el contorno del tapón de la botella. Con el taladro o las tijeras, recorta la marca que hiciste. Ahora introduce en el agujero que hiciste la parte superior de la botella.
  3. En las orillas de la tapa haz cuatro orificios pequeños por donde el colibrí introducirá su pico.
  4. Haz dos agujeros pequeños en la parte superior de la botella y pasa por ellos el alambre o la cuerda para después amarrarlo por la parte superior. De esa manera obtendrás el soporte para colgar el bebedero.
  5. Ahora es tiempo de que decores a tu gusto el bebedero con ayuda de las flores brillantes y la pistola de silicona.
  6. Llena la botella de plástico o vidrio con el néctar que el colibrí beberá y ciérrala con el tapón. Coloca el recipiente en la parte inferior y permite que se llene con el néctar. El recipiente actuará como un depósito del néctar y la botella será la encargada de suministrar el alimento para el colibrí.
  7. Cuelga tu bebedero y disfruta de las visitas de los colibríes a tu hogar o jardín.

Cómo preparar néctar para colibríes

En un recipiente coloca agua y mezcla cuatro partes de azúcar de mesa por una de agua. Después pon a hervir la mezcla y deja enfriar. No es recomendable usar azúcar glass, refinada ni miel. Tampoco se recomiendan los néctares preparados ya que contienen un colorante rojo que hace daño a los colibríes.

Cambia el néctar de tu bebedero cada tres días, pues el néctar tiene un tiempo de vida muy corto. Asimismo, cuando salgas de viaje, retíralo para evitar dañar la salud de los colibríes.

Considera los siguientes puntos

La Gaceta de la UNAM señala que los bebederos caseros fabricados con plástico podrían ser dañinos para los colibríes, ya que desprenden ciertas sustancias que podrían ser nocivas para la salud de esta ave. En este sentido, recomienda adquirir o hacer uno a base de vidrio.

Acerca de los néctares para colibríes, existen puntos de vista que no los ven con buenos ojos. Al parecer, el hecho de que estas aves beban el azúcar de los bebederos caseros, impide que interactúen con otras flores. De esa manera, la polinización, uno de los procedimientos esenciales de la naturaleza, se ve interrumpida.

“Esta práctica podría ser perjudicial para la salud de las aves, puesto que la composición del néctar si bien es variable según las necesidades y características de la planta, contiene en términos generales tres tipos de azúcares: glucosa, fructosa y sacarosa, pequeñas cantidades de aminoácidos, vitaminas y electrolitos, lo cual permite que los colibríes satisfagan sus requerimientos nutricionales”, afirma María Angélica Leal, profesora de la Licenciatura en Ciencias Naturales en la Universidad de la Sabana y bióloga de la Nacional.

MÁS INFORMACIÓN PARA TU COCINA Y HOGAR:

Día Mundial del Árbol: cómo plantar uno en casa si no tienes mucho espacio y dónde conseguirlo

Semilla de girasol: de alimento para aves al nuevo superalimento en México

Por
Rodrigo Ayala