¿Por qué los niños prefieren dulces a cualquier otro sabor?

Avatar Josselin Melara | abril 3, 2019


No es una novedad decirte que los niños prefieren dulces a cualquier otro sabor y/o comida. Pero más allá de que éstos sean muy deliciosos, el sabor dulce produce reacciones en el organismo que son imperceptibles.

Y como también te habrás dado cuenta, es durante la infancia que nuestra preferencia por los dulces también es mayor. ¿A qué se debe esto? Te invitamos a descubrirlo.

Te interesa: 10 Tips para dejar de tomar refresco

Los niños rechazan alimentos amargos por naturaleza

Así como los niños prefieren los alimentos dulces, existe un continuo rechazo hacia los alimentos amargos, tales como la verduras.

La revista científica Phisiology & Behavior, en una de sus publicaciones, revela que el paladar de los niños es capaz de detectar qué alimentos tienen pocas calorías y los niños, en su naturaleza, buscan aquellos que les aporten más energía.

Este rechazo hacia los alimentos amargos va disminuyendo conforme a su desarrollo y terminar en los primeros años de la adolescencia.

Otra razón por la cual los niños rechazan lo amargo es porque fisiológicamente el cuerpo está protegiéndose de una posible ingesta de veneno, aunque esto no signifique que todos los alimentos sean dañinos.

¿Te habías preguntado por qué los niños rechazan tanto la medicina? Pues esta es la razón. No, no se trata de un capricho, ni un berrinche, es pura y mera biología.

No es un capricho que los niños prefieran el sabor dulce.

Amor por lo dulce: algo muy natural

Ahora que entendimos por qué ningún niño es fan de las verduras, es momento de explicar por qué disfrutan más de aquellos alimentos que son dulces. Y esto se deriva de su primer alimento: la leche materna.

El mismo estudio, llevado a cabo por las doctoras Julie Menella y Nuala K. Bobowski, revelaron que los niños nacen con la capacidad innata de detectar y preferir el sabor de la leche materna.

El sabor dulce, además de estar presente en la leche materna, es característico de aquellos alimentos con más calorías, necesarias para el desarrollo del niño.

La preferencia de los alimentos dulces se encuentra estrechamente relacionada con las etapas del desarrollo, la cual se atenúa cuando llega la adolescencia, justo cuando disminuye el desarrollo físico.

Esto no significa que, llegando a cierta edad, los adultos ya no disfrutemos de los dulces. Sin embargo, somos capaces de controlar su ingesta.

Te interesa: Tips para eliminar los antojos por el azúcar

Dulces, sí, pero no en exceso

Hay un punto muy importante qué recordar: si bien es cierto que los niños prefieren dulces por naturaleza, como papás es importante cuidar de su alimentación y evitar caer en excesos que pueden afectar su salud.

Tener una alimentación balanceada ayudará a que los niños no sufran de problemas de obesidad y/o enfermedades como la diabetes, con índices muy altos en México.

Enseña a tus hijos a alimentarse de manera saludable y a disfrutar de todos los sabores.

Conoce más tips de salud y alimentación en Cocina Fácil 



Comentarios

This post currently has no responses.

¡Cuéntanos cómo te quedó esta receta!