Categorías: Recetas de Cocina

Prepara una de estas 5 recetas de ensalada de manzana

No podemos negarlo: en toda cena navideña hay una deliciosa ensalada de manzana, y es la consentida por muchos motivos: es muy fácil de preparar, rinde mucho, es una excelente guarnición y también funciona como postre.

Eso sí, hay varias versiones de ensalada de manzana, por lo que los ingredientes llegan a variar, sin que falte, obviamente, la fruta principal, que es la manzana. Hoy te enseñamos 5 deliciosas recetas para que prepares la que más se te antoje y la compartas con tu familia.

Te interesa: Tipos de manzanas que existen y recetas para disfrutarlas

La suculenta historia de la ensalada de manzana

Aunque es muy popular en México, déjanos contarte que esta ensalada realmente nació en Nueva York, en el famoso hotel conocido como Waldorf Astoria.

El chef Oscar Tschirky fue el creador de este platillo, el cual fue muy aplaudido por los huéspedes, convirtiéndose rápidamente en el plato estrella del restaurante.

La ensalada Waldorf (nombre con el que se conoció al principio) constaba de básicamente de 3 ingredientes: apio, manzana y mayonesa. Tiempo después fueron se fueron agregando otros ingredientes como pasas, lechuga, piñones, pollo, nueces, zanahoria y hasta ralladura de limón.

En México, esta ensalada no la preparamos con mayonesa, sino que usamos crema y un poco de dulce de leche. Hay quienes también le agregan piña, duraznos en almíbar y cerezas.

Como verás, lo ingredientes pueden variar muchísimo, pero la manzana siempre será el principal y el que le dé el toque especial. ¡Anímate a preparar la tuya!

La cena navideña no sería lo mismo sin esta receta de ensalada de manzana. Nosotros te damos el paso a paso para que la prepares.

Manzana: la fruta ideal

Es una de las frutas más versátiles al cocinar, las hay de muchas variedades en el mercado y se consiguen durante todo el año.

Se les atribuyen propiedades curativas por lo que se aconseja comerlas al natural y sin pelarlas, únicamente lavarlas para quitarles la cera que les untan para que luzcan mejor.

Contienen vitaminas del complejo B y minerales como potasio, sodio y fósforo; por su contenido de pectina (fibra soluble) ayudan a reducir el colesterol en sangre.

Las manzanas, son buena fuente de vitamina C, un antioxidante que ayuda a elevar las defensas del organismo. Contienen pocas calorías y son excelentes para combatir el estreñimiento cuando están crudas, mientras que cocidas a fuego bajo sirven para tratar la diarrea.

Por su elevada proporción de fructosa, ayudan a controlar los niveles de glucosa en sangre.

Por si fuera poco, estudios recientes indican que el consumo de manzanas reduce el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer, principalmente el de mama y la próstata.

Al natural, se pueden disfrutar simplemente a mordidas, en cócteles, ensaladas, con chile, sal y limón, u horneadas, como puré y en pays.

Hay que elegir las manzanas que se sientan duras (sin partes blandas) y evitar las que se vean descoloridas (aunque hay variedades que por naturaleza son jaspeadas).

Colócalas en una bolsa de papel de estraza si deseas conservarlas lozanas por una semana, pero si en ese lapso alguna se descompone, retírala para que no afecte a otras.

Recetas

Ver Recetas:

Por
Josselin Melara

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.