Categorías: Tips de Cocina

Deja tus sillones de tela como nuevos limpiándolos con bicarbonato de sodio

Te damos una guía detallada sobre cómo limpiar los sillones de tela con bicarbonato y que luzcan renovados, aseados y hermosos.

Los productos caseros tienen usos adicionales que a veces ni siquiera nos imaginamos. Uno de esos productos casi mágicos es el bicarbonato de sodio, el cual es muy multifacético debido a los muchos beneficios que tiene en la limpieza del hogar. En esta ocasión te hablaremos sobre cómo limpiar los sillones de tela con bicarbonato de sodio y un elemento extra: el vinagre. Apunta y pon en práctica esta recta para dejar tus sillones como nuevos.

Cómo limpiar los sillones de tela con bicarbonato

Prepara un litro de agua tibia más un vaso de vinagre y una cucharadita de bicarbonato.

Humedece un paño con la solución que preparaste.

Haz una prueba previa en una pequeña zona del sillón que quieras limpiar. Una vez que estés satisfecho con el resultado, aplica en las manchas con movimientos circulares.

Procura limpiar de manera pareja todo el sillón para que no se vean áreas más limpias que otras.

Aconsejamos que hagas este proceso de limpieza cada seis meses, en especial si el tapiz de tu sillón es claro. De esa manera se mantendrá más limpio y con mejor aspecto.

Getty Images

Cómo limpiar los sillones de tela con bicarbonato y detergente para trastes

Esta solución también será de gran ayuda para quitar manchas de tus sillones de tela.

Lo que tienes que hacer es reunir una cucharada de bicarbonato de sodio, un litro de agua templada y una cucharadita de jabón para lavar trastes.

Mezcla los tres ingredientes. Después humedece una esponja o paño y frota en la zona que quieras limpiar sin humedecer en exceso. Por último, limpia con un paño seco. Deja secar y repite el proceso hasta que tu sillón quede todo lo limpio que desees.

Getty Images

Cómo limpiar un sofá de piel con aceite de oliva

Si tienes en tu casa un poco de aceite de oliva, puedes usarlo para limpiar un sillón de piel. Primero humedece un trapo suave y retira el polvo del sillón. Después, coloca un poco de aceite de oliva sobre otro paño seco y limpia tu sillón con movimientos suaves y circulares.

El aceite de oliva hidrata la piel de tus sillones debido a su naturaleza.

Te recomendamos que no dejes que una mancha se quede durante varios días o incluso meses en las telas de tus sillones, pues cada vez será más complicado eliminarlas.

TAMBIÉN LEE:

Bicarbonato de sodio y otros remedios caseros para eliminar el moho de tu baño

Cinco formas de hacer bicarbonato de sodio en tu jardín

Por
Rodrigo Ayala