Categorías: Tips de Cocina

Quítale lo quemado a tus sartenes con bicarbonato de sodio y sal

¿Tienes sartenes quemados en tu cocina y ya probaste de todo para limpiarlos? La solución está en el bicarbonato de sodio para dejarlos como si fueran nuevos.

Sigue este sencillo truco casero para que toda tu batería luzca como nueva. ¡Toma nota!

Te puede interesar: Secretos para que tu casa huela siempre bien (olvídate de los malos olores)

Cómo limpiar tus sartenes quemados con bicarbonato de sodio

Olvídate de los sartenes quemados en tu cocina con este sencillo truco casero. (Foto: Getty Images)

Necesitas:

  • 1 cda. de bicarbonato de sodio (por pieza)
  • 1 pizca de sal
  • Detergente para lavar trastes líquido
  • Servilletas de papel
  • ½ taza de vinagre

No te pierdas: 5 formas de usar el bicarbonato de sodio en tu jardín

Procedimiento:

  1. En primer lugar, tu sartén debe estar lo más limpia posible, libre de grasa.
  2. Ya lista, agrega la pizca de sal junto con el bicarbonato de sodio.
  3. Luego, distribuye en la superficie un chorrito de detergente líquido para trastes.
  4. A continuación cubre la superficie con servilletas de papel y humedécelas con el vinagre blanco.
  5. Deja reposar por una hora y , finalmente, remueve las servilletas. Los ingredientes habrán desprendido lo quemado de los sartenes.
  6. Lava con un poco más de jabón líquido para trastes y enjuaga con abundante agua.

Descubre: Con qué frecuencia debes lavar sábanas, toallas y demás textiles para evitar gérmenes en tu hogar

¿Cómo evitar que se queme mi sartén?

Evita que tus sartenes se deterioren con estos cuidados. (Foto: Getty Images)

  • En primer lugar, debes buscar la calidad al comprar una sartén: aunque sea más costoso, será un producto más duradero y resistente. Estos son de materiales pesados y de 3 capas: acero inoxidable, aluminio y otra de acero inoxidable.
  • Además, evita que, después de utilizarlos, se quede con restos de comida. Para evitar que los alimentos se peguen, antes de usarlas, cubre con un poco de sal y llévalas a fuego. Luego, remueve la sal hasta que esté bastante dorada. Frota la sartén con un paño seco y engrasa con un poquito de aceite.
  • No las laves con esponjas duras para no rayar la superficie. Y seca con paños suaves para que no queden húmedas.
  • De preferencia, usa utensilios de madera, silicón o plástico para remover.
  • Revisa que la hornilla en que vas a usarla (esta debe estar limpia al cocinar).
  • El aceite que uses debe echarse y calentar a fuego medio antes de calentar la comida.
  • También el fuego es muy importante para evitar que las sartenes se maltraten: para salsas o bebidas, usa una medida baja. En cambio, para carnes, lo mejor es una flama alta.
Porque te gustó esta información, disfruta del menú más saludable con las mejores recetas, deliciosas y muy nutritivas, sólo en Cocina Fácil, tu mejor opción para empezar el Año Nuevo
Y suscríbete a tus revistas favoritas en TUSUSCRIPCION.COM
Por
Josselin Melara

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.