Categorías: Tips de Cocina

¿Cómo limpiar el microondas correctamente?

El microondas es uno de los electrodomésticos que se ha vuelto indispensable en todas las cocinas, debido a su practicidad para calentar comida en segundos.

Con el paso del tiempo y por las exigencias del día a día, su uso ha aumentado, y los utilizamos para calentar técnicamente todo: para el recalentado de una comida, bebidas y para unas ricas palomitas.

Y es por esto que es muy importante mantenerlo lo más limpio posible, ya que entre más lo uses, más bacterias puede acumular, y también es normal que las cosas lleguen a derramarse (a todos nos pasa).

Por eso aquí te decimos cómo limpiar tu microondas adecuadamente. ¡Toma nota de cada paso!

Te interesa: 5 recetas en microondas para hacer en menos de 35 minutos

Pasos para limpiar tu microondas

Es muy importante que sigas cada paso detalladamente pues, a diferencia de otros electrodomésticos, los microondas suelen ser más delicados y tienen a arruinarse si no se limpian con cuidado.

Paso 1: limpiar el interior

Es importante que no talles el microondas en la parte interior, pues podrías arruinarlo. Entonces, para desinfectarlo y eliminar los olores que se acumulan dentro, sigue este truco:

  1. Introduce dentro de tu microondas un plato hondo con agua a la mitad con un limón cortado en rodajas.
  2. Caliéntalo por dos o tres minutos, hasta que el vapor se impregne en las paredes del microondas.
  3. Después de vaporizar, saca el plato, desconecta tu horno y limpia con un trapo seco.
  4. El plato del horno debes limpiarlo aparte. Sácalo y lávalo como cualquier otro plato. Eso sí, debes secarlo perfectamente antes de colocarlo nuevamente.

Te interesa: Cómo limpiar la estufa paso a paso fácilmente

Getty Images

Paso 2: limpiar el exterior

Ya que está desconocectado tu microondas, es importante que también limpies el exterior, especialmente la puerta, donde se puede acumular grasita o cochambre.

  1. Con un trapo humedecido en agua con jabón, limpia cuidadosamente todo tu horno (procura que el trapo no escurra, este debe estar húmedo pero exprimido lo más posible).
  2. Posteriormente, sécalo con otro trapo seco o con una toalla de papel.
  3. Espera unos diez minutos antes de usarlo, para que haya desaparecido algún residuo de humedad, ya sea en el interior o el exterior.
  4. ¡Conecta usa!

Te interesa: Tips para que te olvides del cochambre en la cocina

Recuerda: si lo usas cotidianamente, es importante que lo limpies al menos 1 vez por semana, especialmente si lo compartes con una o más personas.

Conoce más tips prácticos para tu cocina y hogar en Cocina Fácil

Por
Josselin Melara

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.