Cómo lavar y desinfectar espinacas correctamente

Avatar Ana Ortega | junio 11, 2018 13470 Vistas 0 Likes 3.76 de 25 estrellas

13470 Vistas 3.76 de 25 estrellas Califícala

Es bien sabido que por salud e higiene, todo alimento antes de ser consumido o cocinado debe de ser lavado y desinfectado, ya que gracias a esto podemos prevenir enfermedades como la salmonella, estafilococos o E.coli, las cuales son el resultado de una intoxicación alimentaria provocada por cientos de bacterias, virus y otros microorganismos que se encuentran en los alimentos que comemos a diario, esto sin mencionar todos los residuos tóxicos y productos químicos a los que son expuestos y que pueden ser nocivos para la salud.

Aunque no lo creas, evitar este tipo de infecciones o cualquier otra enfermedad provocada por los alimentos es posible, y la forma más adecuada de hacerlo es lavando y desinfectando correctamente lo que te llevas a la boca, pero muchas veces desconocemos cómo es que se debe realizar este acto, en especial en verduras tan delicadas como las espinacas. Lavar y desinfectar espinacas es una tarea muy sencilla, pero de mucho cuidado, ya que muchas veces se llega a abusar del desinfectante y esto provoca la decoloración de nuestras verduras.

Tal vez te interese Omelette horneado con espinacas

Los pasos que debes seguir para lavar y desinfectar espinacas correctamente son:

  • Quítale el tallo a las hojas: Los tallos de las espinacas muchas veces son muy fibrosos y llega a provocar una especie de calambres en los dientes, sensación que nadie le gusta y una de las principales razones por las que evita comerse esta verdura. Evita esta desagradable sensación quitando el tallo, incluso sin este se te facilitará más el lavarlas.
  • Enjuaga las espinacas: Este es un acto que se debe realizar siempre, lava una por una de las hojas en un chorro pequeño de agua a manera de quitarles la mayor tierra que puedas; no tiene que ser necesariamente toda.
  • Colócalas en un recipiente: Toma un recipiente donde las espinacas quepan bien, llénalo con suficiente agua para que puedan flotar las espinacas, agrega un poco de cloro o desinfectante, con un aproximado de tres gotas será suficiente.

Tal vez te interese Canelones rellenos de espinacas y queso

  • Revuelve: Con tus manos o una palita mezcla bien el desinfectante con el agua y cloro y déjalas reposar aproximadamente por 5 minutos, esto hará que la tierra que aún les quedaba se caiga por completo.
  • Retiralas: Cuidadosamente, tratando de no remover el agua, saca las espinacas procurando escurrirlas y así no volverás a levantar la tierra que se les cayó y ahora se encuentra en el fondo del recipiente, si la mueves mucho provocarás que la tierra nuevamente se levante y se pegue a las hojas.
  • Listas: una vez limpias y escurridas ahora sí están listas para utilizarse como más lo desees.

Conoce las mejores recetas con espinacas en Cocina Fácil.


13470 Vistas 3.76 de 25 estrellas Califícala

Comentarios

This post currently has no responses.

¡Cuéntanos cómo te quedó esta receta!






This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.