¡No más niños obesos!

STNo-mas-ninos-obesos.jpg

Cómo combatir la obesidad en niños

La obesidad ha aumentado más del doble en los niños y se ha triplicado en los adolescentes en los últimos 30 años. Evita que tus hijos pertenezcan a esta cifra, ¡toma acción!

El sobrepeso y la obesidad son el resultado de un balance calórico negativo; es decir, comen más de lo que gastan energéticamente hablando.

A los chicos de hoy, la obesidad les causa una serie de enfermedades que anteriormente solo se observaban en adultos, como hipertensión, diabetes mellitus tipo 2 y niveles de colesterol elevados.

Para que estas consecuencias se prevengan a tiempo es necesario cambiar los hábitos en el estilo de vida. Un plan de alimentación saludable y realizar actividad física de manera habitual son primordiales.

Como mamá de un niño u adolescente, tienes un gran trabajo al estar al pendiente de tus niños. Recuerda que, si tienen malos hábitos, necesitan tanto de tu ayuda como la de toda la familia para corregirlos.

Acuérdate siempre que la dieta y la actividad física de los niños y adolescentes están influidos por:

Sociedad. Sus amigos pueden tener conductas de mala alimentación que afecten a tu hijo. Es importante que le enseñes a tomar decisiones inteligentes sobre su alimentación y que se niegue a comer algo que no le apetezca.

Familia. Evita premiar a tus hijos con comida. Deben contemplarla como algo necesario para vivir, no como un premio. No cocines con exceso de sal, grasa o azúcar para que su paladar se acostumbre a los sabores naturales.

Escuela y/o guardería. Organiza tu tiempo de tal modo que una noche antes prepares sus comidas. No importa si son papillas para los más pequeños o sándwiches para tus niños grandes: un alimento hecho en casa siempre será más nutritivo que algo que consigan en la tienda.

Medios de comunicación. Explícale a tus hijos que comer no es un premio, sino algo importante para su vida que tienen que hacer tomando buenas decisiones, más allá de un premio o un personaje en la publicidad. Compra cantidades moderadas de comestibles, como palomitas chicas en el cine, para que se acostumbren a consumir porciones pequeñas.

No podemos controlar todos los factores que influyen en el desarrollo del sobrepeso u obesidad en los pequeños, pero sí los más importantes, como comer en casa o preparles sus comidas escolares.

Recuerda que generar un ambiente alegre, sano y divertido al momento de alimentarlos, ayuda a que los chicos tengan una mejor relación con lo que degustan.

Por Mariana Camarena – Nutiróloga

Si te interesó esta nota, lee además:

Consejos básicos para nutrir a tus hijos

Alimentación saludable en niños

Alimentación saludable en adolescentes

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.
Contenido relacionado
Olvídate de esta tragedia en la cocina y sigue estos consejos que harán que las tortitas de papa queden perfectas
Prepara este famoso postre de chocoflan o pastel imposible; será tu favorito y no vas parar de comerlo
La mayonesa es un condimento versátil que se utiliza en una variedad de platillos, desde sándwiches hasta ensaladas
Domina el arte de la repostería y crea un pastel tres leches irresistible al lograr un postre húmedo, esponjoso y con sabor inigualable que conquistará paladares
Este mocktail te conquistará con su explosión de sabor, sus ingredientes naturales y sus beneficios para la salud, ¡prepáralo en minutos y disfruta de un verano sin remordimientos!