Tips para comenzar una dieta vegana o vegetariana

Avatar Ana Ortega | mayo 22, 2018 2236 Vistas 0 Likes 4 de 5 estrellas

2236 Vistas 4 de 5 estrellas Califícala

Hoy en día, ser vegano o vegetariano se ha puesto muy de moda, ya sea para tener una mejor calidad de vida o por la preservación de algunas especies animales, pero estos estilos de vida han ido en aumento, lo único malo es que la desinformación muchas veces provoca que aquellos que se inicien por este camino no hagan bien las cosas y terminan tirando la toalla o teniendo fallas alimenticias.

Sabemos que seguir una dieta vegana o vegetariana tiene grandes efectos para la salud, pero el punto de esto es saber iniciar de la forma correcta, ya que no es fácil cambiar de un momento a otro los hábitos alimenticios, así que, lo primero y más recomendable, es acudir a un médico para que nos guíe de forma correcta hacia este camino y nos realice una dieta que combine el ayuno con hierbas curativas y especias, ejercicio, técnicas de respiración y meditación, lo que se conoce como una verdadera dieta balanceada entre cuerpo y mente.

Pero, antes de compartirte algunos tips para comenzar una dieta vegana o vegetariana, ¿sabes la diferencia entre estas?

Dieta vegana vs Dieta vegetariana

La dieta vegetariana es a base de vegetales, verduras, granos, semillas, frutas, harinas integrales y lácteos.

La dieta vegana incluye todos los alimentos de la vegetariana, a excepción de los lácteos y productos derivados de animal como miel, mantequilla, huevos y quesos.

Pasos para comenzar una dieta vegana o vegetariana

Como ya te lo dijimos anteriormente, si estás dispuesto a cambiar tu alimentación, no puedes aventarte al ruedo así como así, por lo tanto, debes estar muy consciente de que es lo que en realidad deseas y una vez iniciado no hay marcha atrás; una vez aclarada la mente, estás listo para comenzar una dieta vegana o vegetariana.

Motivación e interés

Está de más decir que debes tener una motivación e interés firme y lo suficientemente fuerte para impulsarte a continuar con esta dieta, ya que tu vida y salud tendrán un cambio realmente radical; abre tu mente, analiza bien todo el panorama sobre las ventajas, desventajas y beneficios.

Infórmate

Investigar nunca ha sido un peligro, al contrario, siempre te ayudará a conocer mejor todo lo que te rodea y con respecto a las dietas veganas o vegetarianas el peor error que podrías cometer antes de involucrarte con ellas sería no estar informado. Existen muchos documentales, libros, artículos y estudios que podrían educarte sobre la alimentación, bacterias, descomposición, carnes y enfermedades como el llamado vaca loca, H1N1 y gripe aviar, así que entre mejor sepas el daño que podría provocarte algunos alimentos y los beneficios de aquellos que te hacen bien, podrás tomar la decisión más acertada y correcta para tu vida, sobre todo si estás pensando seriamente en unirte al lado verde de la alimentación.

Preservación del planeta

Una de las principales razones por la que muchos toman la decisión de convertirse en veganos o vegetarianos es el hecho de preservar el planeta. Sabemos que hay muchas especies que se encuentran en peligro de extinción y todo gracias a los humanos, la principal fuente de mortandad en el mundo, por lo tanto, tu cambio de hábitos alimenticios también afectará de manera positiva, así que debes comenzar a concientizar sobre el maltrato animal y la crueldad que viven en los mataderos.

Seminarios y talleres

Existen cursos y talleres que son llevados por expertos en dieta vegana o vegetariana, donde te enseñarán lo básico sobre estas como dónde comprar, qué comprar, la forma correcta de cocinar los alimentos, cómo combinarlos y preservarlos.

La prueba

Antes de que tomes la elección de comenzar una dieta vegana o vegetariana, debes de pasar una semana de prueba obligatoria, donde tendrás que evitar carnes y mariscos, sólo podrás consumir frutas, viandas, granos, semillas y vegetales. Este tiempo te servirá para observar como trabaja tu digestión, evacuación, energía y estado de ánimo en esos días, básicamente experimentarás un gran cambio en tu sentir, así podrás definir si te gusta o no.

Las compras

Te recomendamos comenzar a visitar supermercados o tiendas naturistas y observes detenidamente los productos que se encuentran ahí y, cuando visites el supermercado al que siempre recurrías, sáltate definitivamente la sección de carnes y dedícale más tiempo a la sección de cereales, granos, harinas integrales, nueces, vegetales y frutas, lee detenidamente cada una de las etiquetas y evita los productos con contenido elevado en azúcar, sal y grasas. No está demás decir que te vayas haciendo cliente de los restaurantes veganos y pruebes platillos que nunca antes habías conocido, así irás adaptando tu paladar.

Manejo de los alimentos

A partir de ahora, tus alacenas y refrigerados deben de tener más productos naturales que puedas cocinar que cualquier otro para que puedas cocinarlos, así como aquellos snacks saludables como nueces, frutos secos y naturales, barras de granola, yogur, jugos naturales y agua.

Para cocinarlos es necesario contar con sartenes o plancha para poder realizar los alimentos guisados, hervidos, al vapor o al horno. Olvídate de la comida frita y recuerda que cada alimento tiene un tiempo de cocción, temperatura, refrigeración o congelación, ya que así evitarás la contaminación de alimentos según las reglas recomendadas para cocinar, preservar y almacenar.

Cocción y mezcla

Cada alimento tiene un tiempo de cocción diferente, razón por la que primero se debe cocinar las verduras, seguido de los vegetales suaves y, para concluir, las especias curativas y hervas que sólo deban añadirse una vez apagada la olla para que sólo obtengan algo de vapor.

Ejercicio

Como bien lo dijimos antes, comenzar una dieta vegana o vegetariana no sólo se trata de cambiar los hábitos alimenticios, sino los físicos, por lo que tendrás que ejercitarte aún más o comenzarás a hacerlo y lo que se recomienda es combinar rutinas de ejercicio como caminata, correr, bicicleta, natación y yoga, la cual involucra aprender a respirar correctamente para tener mejor oxigenación y la meditación. Obviamente todo esto debes hacerlo con asesoría.


2236 Vistas 4 de 5 estrellas Califícala


>
>