Cómo hacer un rico flan para celebrar el Año Nuevo Chino

Este postre es una suerte de tocino de cielo y el flan que conocemos

flan-chino.jpg

El flan chino es parecido al que conocemos en occidente

Freepik

Pese a que la receta del flan como lo conocemos no tiene su origen en la cultura china, el postre que se relaciona con aquel país es una combinación entre el tocino de cielo y el que se conoce en Occidente.

La única diferencia, si cabe explicar, es que el flan que conocemos se prepara a baño María, en la mayoría de las recetas, y el que se reconoce como chino se cuece al vapor y, además, su forma es cuadrada. Pero, a grandes rasgos, lleva los mismos ingredientes que conocemos: huevo, leche y caramelo.

Frente a estas grandes similitudes, hay una historia que explica cuándo pudo ocurrir la llegada del flan a China. Según una explicación de China Merchants Heavy Industry, el flan llegó a aquel país con los misioneros y comerciantes portugueses durante la dinastía Ming (1368-1644). No obstante, este acontecimiento no se limitó a ser un simple intercambio gastronómico, sino que marcó el inicio de una fusión de sabores y una notable transformación culinaria.

flan-caramelo.jpg

El flan se prepara con huevos y leche

Freepik

Esta es una receta fácil para preparar un flan chino

Ingredientes

  • 8 yemas de huevo
  • 2 huevos enteros
  • Una lata de leche de coco
  • Esencia de vainilla
  • Agua
  • Azúcar

Paso a paso
Instrucciones para el caramelo:
En una sartén a fuego medio, pon a derretir el azúcar hasta que se convierta en caramelo, con un poquito de agua. Mueve constantemente la mezcla para evitar que el dulce se queme.
Cuando el caramelo haya obtenido un color dorado, retira la sartén de la estufa y vierte el caramelo en el fondo de moldes individuales para flan. Lo ideal es que sean cuadrados para que se parezcan al postre chino. Deja que se enfríe.

flan-chino (1).jpg

Una diferencia del flan chino es que es cuadrado

Pexels

Preparación del flan:
En un bowl, bate las yemas con los huevos y con bastante fuerza, luego añade la leche de coco y mueve bien. Enseguida, agrega una cucharita de esencia de vainilla y sigue batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.

El montaje:
Vierte la mezcla sobre el caramelo en los moldes individuales. Colócalos en una vaporera durante 20 minutos, aproximadamente, o hasta que la mezcla se haya condensado. En caso de no contar con el aparato, los moldes se pueden poner sobre una reja que vaya adentro de una cacerola con agua, pero que no se moje porque la cocción es al vapor, no a baño María.

Deja enfriar los postrecillos durante aproximadamente 3 horas. Disfruta.

Contenido relacionado
Preparación rápida, ingredientes sencillos y sabores irresistibles para esta cuaresma: tortitas de coliflor, ensalada de pasta con atún, tacos de pescado y más
Esta receta sencilla es deliciosa y muy equilibrada
Los molletes son perfectos para el desayunos; aquí te dejamos unas recetas saludables y ligeras para tener energía durante el día
Con la temporada de calor más cerca, ¿no se te antoja una deliciosa y nutritiva bebida fría?