Categorías: Tips de Cocina

Haz este truco para conservar el ajo y la cebolla por más tiempo

¿Quién no usa ajo y cebolla para cocinar? Estos son ingredientes básicos para preparar casi cualquier platillo, y es por eso que vale la pena tenerlos disponibles todo el tiempo.

Lamentablemente, y como pasa con muchos alimentos, estos pueden descomponerse rapidísimo si se conservan en las condiciones inadecuadas. Y aún, si tenemos mucho cuidado en su conservación, son muy susceptibles a descomponerse fácilmente.

Por eso, queremos compartirte cómo conservar el ajo y la cebolla y tenerlos a la mano siempre frescos. ¡Toma nota de este truco!

Te puede interesar: Las indispensables cebollas

Cómo conservar el ajo y la cebolla por más tiempo

Así te pueden durar por más tiempo el ajo y la cebolla. (Foto: Getty Images)

  • En primer lugar y, aunque no lo creas, el refrigerador no es el lugar idóneo para estos alimentos.
  • El lugar idóneo es un sitio fresco, oscuro y seco con una temperatura entre los 7 y 11 grados: un espacio arrinconado en la alacena es el mejor lugar para conservarlos.
  • También necesitan un contenedor adecuado para conservarlos: un recipiente de barro es ideal para que conserven la frescura.

No te pierdas: Alimentos que no debes lavar antes de cocinarlos

¿Cómo conservarlos listos para usarse?

(Foto: Getty Images)

Por otro lado, hay trucos para conservar el ajo y la cebolla ya preparados para la sartén:

AJOS

  1. Pélalos y, si prefieres, puedes dejarlos enteros o picarlos, como prefieras usarlos.
  2. Llena un frasco limpio con aceite vegetal (te recomendamos el de canola) y coloca en este los ajos.
  3. Cierra el recipiente, guarda en el refrigerador y úsalos cuando más los necesites.
  4. Es importante que reemplaces el aceite cada cierto tiempo (de 1 a 2 meses, dependiendo de cuánto uses los ajos).

Tip de cocina: puedes usar el aceite para cocinar y darle una sazón riquísima a tus platillos.

Descubre: Protege tus plantas de las plagas con ayuda de la cebolla

CEBOLLA

  1. Pela las cebollas y córtalas como suelas usarlas.
  2. Guarda en una bolsa de plástico con cierre hermético, saca el aire con ayuda de un popote y mete al congelador.
  3. Finalmente, para evitar que se pegue, puedes usar un poco de aceite.
Porque te gustó esta información, disfruta del menú más saludable con las mejores recetas, deliciosas y muy nutritivas, sólo en Cocina Fácil, tu mejor opción para disfrutar de los más ricos sabores de la temporada
Y suscríbete a tus revistas favoritas en TUSUSCRIPCION.COM
Josselin Melara

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.