Cómo salvar una cuna de Moisés y hacer que florezca

Cuida tu planta cuna de Moisés; te damos estos consejos para recuperarla en caso de que esté a punto de morir

Cómo salvar tu cuna de moises

Cómo salvar tu cuna de moises

The Home Depot

La cuna de Moisés es una de las plantas más bellas que decoran las casas mexicanas, sus pétalos blancos y su espádice o inflorescencia color amarilla, así como sus grandes hojas verdes. Es ideal para tenerla en el interior del hogar y llenar de vida los espacios de la vivienda.

Esta planta es originaria de América Central y Sudamérica, donde crece en zonas húmedas y sombreadas. Su nombre científico es Spathiphyllum wallisii y pertenece a la familia de las Araceae, que incluye otras plantas como el anturio y el filodendro.

¿Por qué se llama cuna de Moisés?

El nombre común de cuna de Moisés se debe a que sus flores blancas tienen forma de espata, que es una especie de bráctea o envoltura que protege la inflorescencia. Esta espata recuerda a la canasta de mimbre en la que la madre de Moisés colocó a su hijo para salvarlo de la orden del faraón de matar a todos los niños hebreos. Otra versión dice que el nombre se refiere a la forma de las hojas, que parecen pequeñas cunas o barcas.

La planta tiene varios significados y simbolismos en diferentes culturas y situaciones. Por lo general, se le asocia con la paz, la inocencia, la pureza, la esperanza, la prosperidad y la curación. También se le considera un signo de simpatía, longevidad, belleza, renacimiento, castidad o virtud. Según el arte oriental del Feng Shui, la cuna de Moisés ayuda a purificar el ambiente, eliminar las energías negativas y armonizar la energía de un lugar.

¿Cómo salvar tu planta cuna de Moisés y hacerla florecer?

Revisa el estado de la planta. Si ves que las hojas están amarillas, quemadas o caídas, puede ser que la planta esté recibiendo demasiada luz solar directa, poca humedad o riego excesivo. Intenta cambiar la ubicación de la planta a un lugar más sombreado y ventilado, y ajusta la frecuencia y cantidad de agua que le das.

Elimina las partes dañadas de la planta. Corta con unas tijeras limpias y afiladas las hojas y flores marchitas, secas o enfermas. Esto ayudará a la planta a concentrar su energía en las partes sanas y a prevenir la propagación de plagas o enfermedades.

Aplica un abono ecológico. Puedes usar un fertilizante líquido o granulado específico para plantas de interior, siguiendo las instrucciones del fabricante. El abono le proporcionará a la planta los nutrientes que necesita para recuperar su vigor y belleza. La época ideal para abonar la planta es en verano o principios de primavera.

Cuna de Moisés

Trasplanta la planta si es necesario. Si ves que las raíces de la planta salen por los agujeros de drenaje de la maceta, o que el sustrato está muy compactado o desgastado, es hora de cambiar la planta a una maceta más grande. Elige una maceta que tenga al menos 3 centímetros más de profundidad que la anterior, y usa un sustrato ligero y rico en materia orgánica. Asegúrate de que la maceta tenga buen drenaje para evitar el encharcamiento.

Elimina los insectos y los ácaros. Son pequeños y verdes que se alimentan de la savia de las hojas y de las flores, para erradicarlos puedes rociar la planta con una mezcla de agua y jabón neutro, o usar un insecticida ecológico.

Cuna de Moisés

Contenido relacionado
Todo lo que debes saber del origen de los huevos de Pascua y su mítico significado que va más allá del catolicismo y cristianismo
Disfruta de unos tradicionales tacos de machitos y degusta el sabor característico de la cocina norteña del país
Aprovecha las papas de tierra para cocinar deliciosos platillos, aquí te dejamos una receta deliciosa y fácil
Decora los huevos de Pascua con las mejores ideas; echa a volar tu imaginación y plasma tus mejores diseños
Olvídate de la grasa en el caldo de res con este truco para mejorar el sabor de la receta