Historia del anafre: una tradición que se quedó en México

Historia del anafre: una tradición que se quedó en México

Todos conocemos el anafre, y en alguna que otra ocasión nos ha tocado probar alguna comida preparada en este. Hoy te toca conocer su historia y cómo se convirtió en uno de los utensilios de cocina más populares en México. ¡Sigue leyendo! Te puede interesar: Utensilios de cocina mexicana que se encuentran en cada hogar

¿Qué es el anafre?

Es un horno que puede ser de barro o de metal y puede ser de diferentes tamaños. Eso sí, no muy grande para que sea portátil o pueda moverse sin dificultad Cuenta con una apertura en la parte inferior para colocar carbón y madera y la parte superior se forma con canales y orificios por donde pasa el aire que aviva el fuego. En cuando al origen de su nombre, puede provenir del árabe hispánico annáfih, o del latín anaphus.

Historia del anafre

Getty Images

No te pierdas: Cocina solar, ¿cómo usar energía solar para cocinar?

Historia

Aunque su origen es hispánico, hay registros históricos y arqueológicos de que en Mesoamérica se llegó a utilizar un utensilio similar. No obstante, el anafre que conocemos actualmente lo trajeron los españoles durante la conquista y es de herencia sefardí; es decir, era usado por las comunidades judeoespañolas para fines gastronómicas, rituales y hogareñas. Con el anafre se cocinaba la Adagina, un cocido de garbanzos con carne de cordero que los judíos preparaban el viernes por la noche y que se comía durante el Shabat. Este hornillo portátil iba acompañado de un puchero de barro llamado pote, donde la Adafina se cocinaba a fuego lento. Además, se utilizaba para cocinar aquellos platos que se querían servir calientes, especialmente carnes y verduras, para lo cual se colocaban rejas de forja encima (tal cual, como en un grill o parrilla). Y aunque su objetivo principal era culinario, usar anafre también servía como brasero para calentar las estancias de los hogares. Había anafres de diferentes materiales: los de cerámica eran de gruesas paredes y se utilizaban para la cocina, y los de hierro y bronce como braseros. En la actualidad, podemos ver anafres por todos lados en México: calentando ollas de tamales, atole o esquites en las esquinas de la calle, en una parrillada asando carne, e incluso hay anafres muy pequeños para quemar sustancias aromáticas como el copal. Sigue leyendo: 5 cosas que debes saber sobre el pan de muerto

Mucho ojo con el anafre

Actualmente, el anafre sigue siendo muy utilizado en distintas comunidades de México, ya sea para cocinar o como un método de calefacción. Sin embargo, organizaciones como la Cruz Roja han alertado a la población sobre su uso debido a que puede provocar intoxicaciones mortales por monóxido de carbono dentro de los hogares si no se tiene la ventilación adecuada, además de incendios y diferentes tipos de quemaduras. Por eso, se recomienda usar anafre siempre y cuando sea para cocinar y en una área exterior para evitar estos peligros. Descubre más datos curiosos sobre la cocina mexicana y tu comida favorita en Cocina Fácil

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.
Contenido relacionado
Analiza los pros y contras de estos aceites para cocinar, aprende cuándo usar cada uno y elige el mejor para tu cocina
Descubre los restaurantes de la Ciudad de México que han sido galardonados en la Guía Michelin de este año porque ofrecen experiencias culinarias excepcionales
¡No más lágrimas al momento de rebanar la cebolla! Sigue estos consejos y evita que te pase esto mientras cocinas
Con estos tips verás que de tu cocina saldrá la mejor versión de bistec ranchero. ¡Manos a la obra!
Estos restaurantes fueron reconocidos con dos estrellas Michelin cada uno. Esto es todo lo que debes saber antes de visitarlos