Atole de amaranto, muy fácil de preparar

Ingredientes

  • 2 1/2 tazas de semillas de amaranto natural
  • 2 litros de leche
  • 1 raja de canela
  • 1 taza de azúcar (o al gusto)

Instrucciones

  1. Pon en la licuadora el amaranto y 1/2 litro de leche, procesa para integrarlos, reserva.
  2. Calienta el resto de la leche junto con la canela y cuando suelte el hervor, vacía lo licuado.
  3. Cocina a fuego medio hasta que hierva 10 minutos, mueve constantemente para evitar que se pegue el atole; añade el azúcar y cuando se disuelva, retira de la estufa.

    El atole es una bebida muy versátil que se puede preparar con muchos sabores y combinaciones. En esta ocasión, te traemos un delicioso atole de amaranto, muy fácil y rápido de preparar. Sírvelo esta noche en tu cena, aquí te decimos todo lo que necesitas para que lo disfrutes con tu familia.

    Te interesa: Recetas saludables: Bolitas de amaranto

    Beneficios del atole de amaranto para tu salud

    El amaranto es un alimento prodigioso desde la época prehispánica. Hoy en día, tenemos la fortuna de seguir gozando de sus beneficios. ¡Conócelos!

    1. Contribuye a controlar los niveles de glucosa en sangre. Además, contiene una coenzima (HMG-CoA) con actividad biológica para disminuir las concentraciones de triglicéridos y colesterol.
    2. El grano de amaranto no posee gluten, por lo que es un alimento recomendable para celíacos, es decir, aquellas personas que tienen intolerancia a este elemento.
    3. Su contenido de fibra mejora el tránsito intestinal, previene el estreñimiento, así como los divertículos, y además proporciona alimento para el crecimiento de bacterias buenas intestinales.
    4. La amarantina (proteína presente en el amaranto), tiene la capacidad de disminuir la presión arterial, ayudando a prevenir y controlar algunos padecimientos crónicos (cardiacos, renales y cardiovasculares).
    5. Ideal en anemias y desnutrición porque es un alimento rico en hierro, proteínas, vitaminas y minerales.
    6. Inhibe la proliferación de células cancerígenas, por lo que ayuda en la prevención de diversos tipos de cáncer, tales como; colon, mama, cervicouterino, entre otros.
    7. Su aporte de sodio, potasio, zinc, cobre, magnesio, y hierro colabora en el funcionamiento del sistema nervioso central.
    8. Es muy versátil en la cocina, y los puedes utilizar en bebidas, postres, guisados y mucho más.

    No te pierdas: Amaranto: la planta mexicana que los españoles prohibieron durante la Conquista

    ¿Listo para probar una deliciosa taza de atole de amaranto?

    Te invitamos a probar más recetas de atoles para pasar un delicioso momento en casa

    Josselin Melara

    Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.

    Compartir
    Publicado por:
    Josselin Melara