Tamales con piña

Avatar Ana Ortega | septiembre 19, 2018


Ingredientes

  • 1 kg de masa para tamales
  • 1 taza de aceite de coco
  • 1 cucharadita de polvos para hornear
  • 1 taza de azúcar mascabado
  • Hojas de maíz

Instrucciones

  1. Coloca las hojas de maíz en agua para que se ablanden y después ponlas a escurrir.
  2. Pon a cocer la piña en un poco de agua y el azúcar. Deja hervir hasta que el agua reduzca a la mitad. Mezcla con la nuez.
  3. Agrega a un tazón grande la masa con el aceite y el agua, bate hasta que empiece a quedar suave y uniforme. Incorpora el polvo de hornear y el azúcar y continúa batiendo hasta tener una consistencia suave.
  4. Coloca una cucharada de la masa en medio de cada hoja, y agrega un poco de piña con nuez. Cierra los costados de la hoja y luego la punta, dejando el doblez hacia abajo para introducirlos en la olla. Pon a hervir el agua de la olla y déjalos a fuego medio una hora o hasta que el tamal ya se encuentre cocido y se despegue fácilmente de la hoja de maíz.
  5. Para servir pon en una sartén un cubo de mantequilla, déjalos dorar de cada lado y decora con piña.

Nuestra parte favorita de los tamales es que no importa con qué ingrediente sean mezclados, estos siempre sabrán súper deliciosos y uno de los sabores dulces que más nos gusta es el de estos tamales con piña, un sabor tradicional, pero que nunca dejará de ser de los favoritos de los mexicanos.

Origen del tamal

El tamal es un nombre genérico dado a varios platos americanos de origen indígena, el cual es preparado comúnmente con masa de maíz cocida, envuelta en hojas de la mazorca o de la misma planta del maíz, plátano, bijao, maguey, aguacate o, incluso, en papel aluminio o plástico. Esta masa suele llevar algún tipo de relleno como carne, verduras, chile, fruta, salsa, etc., y su sabor puede ser dulce o salado.

La palabra tamal viene del náhuatl tamalli, que significa envuelto; el origen de este alimento se disputa entre varios países de América, ya que diversas variedades de tamales han sido desarrolladas en casi todos los países del continente americano, especialmente en México, Perú, Argentina, Chile, Bolivia, los países de Centroamérica y otros países más.

A pesar de esto, todo apunta a que su origen realmente se dio en la región central de México y a partir de ahí se extendió por el resto de América, ya que hay evidencia suficiente de que las culturas predominantes en México llevaron el maíz a otras culturas y regiones, así como platillos y formas de cocinarlos.



Comentarios

This post currently has no responses.

¡Cuéntanos cómo te quedó esta receta!