Categorías: Tips de Cocina

Tips para limpiar teflón fácil y sin accidentes

¿No quieres rallas? Sigue estos tips para limpiar teflón y
mantén tus sartenes y ollas impecables.

Además de perder el recipiente de plástico favorito de mamá, rallar sus sartenes y ollas de teflón era otra de las razones por las cuáles ella explotaba en enojo. Sigue estos tips para limpiar teflón.

Ahora que tu cocinas, seguro tienes al menos un utensilio de teflón en tu cocina. Si no quieres que nada les pase, aprende a limpiarlos correctamente para que no se dañen y duren por más tiempo.

No te pierdas: Cuáles son los mejores (y peores) aceites para cocinar

¿QUÉ ES EL TEFLÓN?

Es un polimero, llamado politetrafluoroetileno, su característica principal es que este material es prácticamente inerte y casi no reacciona con otras sustancias químicas, esto se debe a la protección que le dan sus átomos de flúor sobre la cadena carbonada.

Otras de sus propiedades es que no se roza o raya con facilidad, es capaz de soportar temperaturas de hasta 270ºC, tiene una gran impermeabilidad y es sencillo de limpiar.

Fue descubierto en 1938 por Roy Plunkett, en Nueva Jersey y desde entonces fue utilizado en diferentes industrias como la de transporte, medicina y por supuesto el mundo de la cocina.

Te interesa: Usos del vinagre para la limpieza de tu hogar

Tips para limpiar teflón fácil y sin dañar. (Foto: Getty Images)

La mejor herramienta para limpiar el teflón son las esponjas suaves, ya que no lo rayan. Foto: Getty Images

Te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre tu esponja de cocina

CONSEJOS PARA LIMPIAR EL TEFLÓN CORRECTAMENTE

  1. Siempre retira todos los restos de comida que sean posibles.
  2. Evita utilizar herramientas sobre la superficie antiadherente.
  3. Deja enfriar la sartén o la olla antes de comenzar a limpiarla.
  4. Utiliza cucharas o tenedores de plástico o silicona para no rayarlos.
  5. Para quitar los restos que quedan pegados, usa un poco de agua caliente.
  6. Si la suciedad esta muy pegada, coloca un poco de agua en tu recipiente, lleva al fuego y deja hervir un par de minutos, finalmente limpia con una esponja y jabón.
  7. Talla con una esponja suave o un papel toalla con unas gotas de jabón líquido para limpiarlo.
  8. Para eliminar la grasa añade una cucharadita de bicarbonato de sodio, seguido de agua, deja reposar un par de horas y talla con la esponja.
  9. Utiliza aceite de oliva, ya que es más fácil de lavar que el regular.
  10. Para eliminar las quemaduras mezcla jabón líquido con un poco de agua caliente, deja remojar un momento y limpia.
  11. Asegúrate de que estén bien secos antes de guardarlos.

Encuentra más consejos para tu hogar en Cocina Fácil

Por
Cocina Fácil