Categorías: Salud y nutrición

Qué le pasa a tu cuerpo si masticas chicle con mucha frecuencia

¿Qué pasa si mastico chicle todos los días? Esta costumbre tiene muchas repercusiones en la salud que es importante que conozcas.

Mascar chicle de manera continua es una práctica muy común en muchas personas. Ya sea por el sabor dulce de esta golosina, como un relajante, para combatir el mal aliento o por pura costumbre, esta actividad no es del todo favorable, sobre todo si se hace de manera continua. Debido a ello es que queremos decirte qué pasa si mastico chicle todos los días. Toma tus precauciones para que no se convierta en un problema.

Qué pasa si mastico chicle todos los días

Getty Images

Caries

El primer inconveniente de mascar chicle es la posibilidad de que los dientes desarrollen caries debido a las altas cantidades de azúcar, saborizantes y conservadores ácidos que este dulce tiene en su composición. Estos elementos causan desgaste dental y el riesgo de pulverizar los dientes con el tiempo. Esto es especialmente riesgoso en las personas que tienen piezas o amalgamas.

Oxidación de tejidos

Cuando se masca chicle se libera una sustancia llamada vapor de mercurio, el cual viaja a través del torrente sanguíneo y provoca la oxidación de sus tejidos.

Efecto laxante

Por otro lado, algunos chicles sin azúcar contienen sorbitol. Cuando este elemento se consume en más de cinco gramos por día puede causar un efecto laxante. Esto conlleva el riesgo de que la persona pierda peso sin percatarse de ello.

Problemas gastrointestinales

Cuando masticas chicle, es como si engañaras a tu estómago haciéndole creer que está comiendo. Esto hace que el estómago comience a generar ácidos que tienen la misión de digerir los alimentos. Está de sobra decir que esto causará molestias en el estómago, como inflamación y dolor.

Trastornos en la mandíbula

Al preguntarte qué pasa si mastico chicle todos los días, debemos hablar sobre el Trastorno de la Articulación Temporomandibular. Esto se refiere a un desequilibrio en la unión entre la mandíbula y el cráneo y los músculos de la masticación. Al masticar chicle estamos forzando más de un lado que del otro, situación que puede derivar en dolores de cabeza, de oído y de muelas.

TE PUEDE INTERESAR:

Cómo aliviar la lengua escaldada, quemada o irritada

Descubre todo lo que puedes hacer con tu cepillo de dientes viejo

Rodrigo Ayala