Categorías: Tips de Cocina

Alivia el dolor de los pies cansados con este remedio casero con vinagre y bicarbonato

Después de un largo y agitado día, no hay parte de nuestro cuerpo que los resienta más que nuestros pies (especialmente si caminamos, estuvimos mucho tiempo de pie y, además de eso, usamos tacones). Y no hay mejor momento para aliviarlos que antes de ir a dormir con un efectivo remedio para los pies cansados.

Mi abuelita me enseñó este remedio casero (ella caminaba muchísimo, pero sus pies siempre estaban como nuevos), que se compone de vinagre de manzana, bicarbonato de sodio y unas hojas de menta.

Tienes que probarlo porque es realmente maravilloso y muy relajante para hacerlo en la noche. Te enseñamos el paso a paso para que también puedas consentir a tus pies.

Te puede interesar: Cómo usar el vinagre de manzana para aliviar las várices

Remedio casero para pies cansados

Dale a tus pies cansados el alivio que necesitan con este remedio casero. (Foto: Getty Images)

INGREDIENTES

  • 1 recipiente con agua caliente donde puedas sumergir tus pies (el agua debe estar lo más caliente posible, pero sin que te queme)
  • ½ taza de vinagre de manzana
  • 3 cdas. de bicarbonato de sodio
  • 1 puño de hojas de menta

No te pierdas: Estos son algunos cuidados para lucir unos pies perfectos

PROCEDIMIENTO

  1. En primer lugar, coloca el recipiente en un lugar seguro donde nadie pueda tropezarse y puedas permanecer reposando tus pies sin problema (recuerda que vas a manipular agua caliente y debes tomar medidas de seguridad).
  2. Ya colocado el recipiente, integra los ingredientes en el siguiente orden: primero el vinagre de manzana, luego el bicarbonato de sodio y, al final, las hojas de menta.
  3. Sumerge poco a poco uno de tus pies, rectificando la temperatura que puedas soportar. Si el agua está demasiado caliente, añade agua fría hasta que puedas soportar el calor.
  4. Ya templada el agua, sumerge tus pies lentamente y déjalos reposar hasta que el agua esté tibia-fría (de 15 a 20 minutos, aproximadamente).
  5. Finalmente, retira tus pies y sécalos perfectamente. Abrígalos con unos calcetines muy calientitos y evita que tengan contacto con lo frío.

Porque te gustó esta información, descubre más tips para cuidar de tu estilo de vida en Cocina Fácil

Suscríbete a tus revistas favoritas en tususcripcion.com

Por
Josselin Melara

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.