¿Qué son los scones y por qué son populares en la monarquía inglesa?

Descubre los scones, un panecillo dulce o salado de origen escocés, popular en la realeza británica, y checa sus ingredientes, tipos y cómo prepararlos en casa

scones

La magia de los scones reside en la armonía perfecta entre la textura esponjosa y la delicadeza del sabor.

UNSPLASH

Los scones son pequeños panecillos de origen escocés que se han convertido en un ícono de la cultura culinaria británica. Famosos por su textura crujiente por fuera y suave por dentro, estos bocados de sabor conquistaron el paladar de la realeza inglesa y hoy en día se disfrutan en todo el mundo.

La historia de los scones se remonta al siglo XVI, donde se preparaban con avena y trigo sarraceno en las tierras altas de Escocia. Su nombre deriva de la palabra gaélica “scone”, que significa “piedra plana”, haciendo referencia a la forma tradicional de cocción sobre una plancha caliente.

Su conquista de la monarquía

La popularidad de los scones se consolidó en el siglo XIX, cuando la reina Victoria los incorporó a la hora del té, convirtiéndolos en un elemento esencial de la realeza inglesa. Esta tradición se mantiene hasta el día de hoy, donde se sirven en lujosas bandejas junto con mermeladas, crema coagulada y té negro.

La popularidad de los scones reside en su simplicidad y versatilidad. Son fáciles de preparar con ingredientes básicos como harina, mantequilla, leche y huevo. Además, su sabor adaptable a diferentes gustos los convierte en una opción atractiva para todos los paladares.

scones-bridgerton.jpg

Scones

Cocina Fácil

Los scones existen en dos variedades principales: dulces y salados. Los dulces se preparan con azúcar glas, pasas o frutos secos, mientras que los salados pueden incluir queso, hierbas finas o incluso jamón. Ambos tipos se pueden disfrutar en cualquier momento del día, ya sea para un desayuno ligero, un brunch, un snack o como parte del famoso “afternoon tea”.

Ingredientes y preparación de scones

La receta básica de scones requiere ingredientes simples: harina, azúcar, mantequilla, leche y levadura. La preparación, aunque precisa, es relativamente sencilla. La mezcla se corta en círculos antes de hornear, resultando en una deliciosa obra maestra dorada por fuera y esponjosa por dentro. Se sirven tradicionalmente con crema y mermelada, añadiendo un toque decadente a este manjar clásico.

Los ingredientes clave para preparar scones auténticos incluyen:

  1. Harina (500 g): La base de la receta, la harina de trigo proporciona la estructura necesaria.
  2. Azúcar (75 g): Añade dulzura esencial a los scones, equilibrando los sabores.
  3. Mantequilla (120 g): La mantequilla fría se corta en la harina para lograr la textura esponjosa.
  4. Levadura en polvo (15 g): Contribuye a la esponjosidad de los panecillos.
  5. Sal (1/2 cucharadita): Realza los sabores y equilibra la dulzura.
  6. Leche (240 ml): Humedece la masa y aporta suavidad a los scones.

Preparación paso a paso:

  1. Mezcla Seca: En un tazón grande, tamiza la harina y mezcla con la levadura en polvo, el azúcar y la sal. Agrega la mantequilla fría cortada en cubos pequeños.
  2. Fricción de la Mantequilla: Con las yemas de los dedos, frota la mantequilla en la harina hasta lograr una textura similar a migas de pan.
  3. Añadir la Leche: Agrega gradualmente la leche y mezcla con una espátula hasta formar una masa suave. Evita amasar en exceso para mantener la ligereza.
  4. Estirar y Cortar: Voltea la masa sobre una superficie enharinada y estírala suavemente hasta alcanzar un grosor de aproximadamente 2 cm. Usa un cortador redondo para formar los scones.
  5. Hornear: Coloca los scones en una bandeja para horno y hornéalos a 220 °C durante 12-15 minutos, hasta que estén dorados.
  6. Servir con Elegancia: Una vez horneados, los scones se sirven tradicionalmente partidos por la mitad y acompañados de crema batida y mermelada.
También puedes leer:

Contenido relacionado
La guía culinaria publicó una lista con algunos de los platillos mexicanos más apreciados a nivel global
Este pequeño pero poderoso alimento tiene muchos más beneficios de los que te imaginas.
Si tienes resfriado es mejor poner en pausa estos alimentos.
Cuida tu piel con la fruta yaca; tiene múltiples beneficios para piel, como por ejemplo, ayuda contra el acné
Toma nota de los múltiples motivos por los que te conviene incluirlos en tu alimentación.