Origen del pan de muerto, una historia para festejar

Avatar Ana Ortega | octubre 4, 2018


Se acerca el Día de Muertos, una de las fechas más esperadas y tradicionales de México que todos amamos, esa celebración en la que recordamos a aquellos seres queridos que se nos adelantaron, pero que siguen presentes en nuestra mente y corazón siempre, mismos a los que, con gusto, rendimos honores a través de las increíbles ofrendas que con mucho esfuerzo y dedicación realizamos.

Pero, sin duda alguna, una de las partes favoritas de todos los mexicanos en cada celebración es la comida, ya que, quien sabe por qué, pero siempre tenemos el platillo, bebida, complemento o postre ideal para cada ocasión y el Día de Muertos no podía quedar atrás y no hay mejor alimento para recordar estas fechas que el delicioso Pan de Muerto.

Tal vez te interesa Historia del pay de queso

¿De dónde surge el pan de muerto?

El origen del Pan de Muerto se sitúa en la época de la Conquista, el cual fue inspirado por rituales prehispánicos cuando se practicaban los sacrificios humanos y que hoy en día es uno de los mayores representantes del Día de Muertos y de los componentes más importantes de las ofrendas.

Origen del pan de muerto, una historia para festejar

La creación de este pan se dio gracias a que los españoles encontraron muy violenta esta práctica, por lo que sugirieron se preparara un pan de trigo cubierto de azúcar roja, el cual simulaba el corazón de las doncellas sin llegar a los extremos donde de verdad estas tuvieran que perder la vida.

Se sabe que en Mesoamérica se preparaba un pan de amaranto molido que, después de mezclarse con la sangre se los sacrificios, se ofrecía a los dioses, siendo estos los primeros indicios del Pan de Muerto, mismo que se ha ido modificando hasta convertirse en lo que conocemos hoy en día.

Tal vez te interesa Molcajete, qué es y cómo se cura

¿Qué representa el diseño del Pan de Muerto?

El círculo que se encuentra al centro simboliza el cráneo del difunto y las tiras realzadas que se cubren alrededor son la imitación de los huesos que conforman el cuerpo humano; en algunos casos se llega a agregar esencia de azahar, la cual evoca el recuerdo de los difuntos.

Origen del pan de muerto, una historia para festejar

¿Cómo se elabora el Pan de Muerto?

Como muchos platillos de la gastronomía mexicana, el Pan de Muerto suele prepararse de formas distintas, todo depende de la región y las costumbres, por ejemplo, en Puebla se le ponen semillas de ajonjolí y en Oaxaca es un pan de yema decorado como alfeñique. Para la CDMX lo tradicional es un pan de vainilla cubierto de azúcar y en algunos casos está relleno de chocolate, en Guerrero suele tener nombre distinto, todo depende de la región, así que podemos encontrarlo como amargosas, almas o pan bordado, esto se debe a que están dedicados a cada difunto en especial, por eso también cambian de forma.

Para Yucatán es común verlo relleno de queso crema y en Morelos lo hacen con forma humana de brazos cruzados cubierto de azúcar roja.

Tal vez te interesa 23 Recetas para Día de Muertos y Halloween, ¡te encantarán!

Sin importar con qué nombre, forma, relleno, sabor o imagen lo conozcamos, el Pan de Muerto siempre será para nosotros una de las más grandes tradiciones que existen en nuestro país y que tiene gran significado, ya que siempre nos recordará a aquellos seres queridos que ya están con nosotros, pero siempre perdurarán en nuestra mente.



Comentarios

This post currently has no responses.

¡Cuéntanos cómo te quedó esta receta!






This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.