Bolitas de helado de té verde en tempura

bolitas-de-helado-de-te-verde-en-tempura-

Ingredientes

  • 1 litro de helado de té verde
  • 1 taza de harina
  • 0.75 taza de agua muy fría
  • 1 taza de panqué de vainilla desmoronado
  • Aceite suficiente para freír

Preparación

  1. Coloca una charola en el congelador durante una hora.
  2. Con un “scoop” saca bolitas chicas de helado, empanízalas ligeramente con el panqué desmoronado; coloca las bolitas en la charola fría.
  3. Congela durante dos horas.
  4. Calienta el aceite; mezcla en un tazón la harina con el agua fría, toma las bolitas de helado con un palillo, pásalas por la masa de tempura y fríelas en aceite hasta que doren. Sirve inmediatamente.

Te brindamos una nueva experiencia al comer helado con estas bolitas de helado de té verde en tempura. Si mueres por probarlas, te recomendamos seguir nuestra receta. ¡Es súper fácil! ¿Quién puede resistirse a un rico, dulce y sabroso postre casero? Desde gelatinas, paletas, mousse, pays o flanes, ¡todos son una delicia! Y adivina qué, en Cocina Fácil tenemos las mejores recetas de postres para toda ocasión. Prueba hacer este flan casero. Además, compártenos cuál es el postre que más te gusta preparar y siempre te queda buenísimo.

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.
Contenido relacionado
Deleita a tus seres queridos con este exquisito pastel de chocolate con chile ancho o seco, perfecto para cualquier ocasión; su sabor único y atrevido conquistará a los paladares más exigentes
Deleita a tus seres queridos con este cremoso pay de queso con zarzamoras, una combinación perfecta de sabores para disfrutar en cualquier ocasión
El pay de limón es un postre súper rico; prepáralo de la manera más fácil posible con esta deliciosa receta
Disfruta de un pastel sencillo, pero sabroso y muy rápido de hacer; el chocolate le da un toque excepcional al sabor
Este postre de chocolate se volvió famoso en la década de los 90, pero actualmente es un clásico de la repostería y se sigue preparando para consentir el alma y el paladar