Categorías: Recetas de Cocina

Cuernitos rellenos de huevo con jamón y queso

Todos los expertos opinan lo mismo: el desayuno es la comida más importante del día para mantenernos saludables. Pero, además de obtener nutrientes necesarios para tu día, el sabor es muy importante. Por eso, te compartimos estos cuernitos rellenos de huevo con jamón y queso, una forma de desayunar muy especial y deliciosa.

Te puede interesar: Desayunos saludables con menos de 300 calorías

Receta de cuernitos rellenos de huevo con jamón y queso

Cuernitos rellenos

  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Porciones: 4

INGREDIENTES

  • 12 cuernitos
  • 2 cdas. de mantequilla
  • 1 cda. de cebolla picada
  • 4 huevos batidos
  • 100 g de jamón
  • 200 g de queso cheddar
  • 2 cdas. de perejil picado

No te pierdas: El desayuno perfecto para mantener tu energía todo el día

INSTRUCCIONES

  1. En primer lugar, precalienta el horno a 160° C.
  2. Por otro lado, en una sartén, calienta la mantequilla y fríe la cebolla hasta que esté transparente.
  3. Incorpora el huevo y mezcla hasta que esté cocido.
  4. Luego, corta los mini bigotitos por la mitad y rellena con jamón, huevo y queso.
  5. Hornea por 10 minutos a 160° C.
  6. Finalmente, decora con perejil picado y sirve.

Descubre: Prepara un delicioso croissant en casa

La interesante historia de los croissants, el pan cuernito

¿Sabías que el croissant simboliza la luna de la bandera del Imperio Otomano? Conoce su interesante historia. (Foto: Getty Images)

En primer lugar, el origen de este pan (que en español se pronuncia cruasán), tiene su origen en la ciudad de Viena (sí, y no en Francia), aunque su nombre es francés y significa “creciente”.

El cruasán se relaciona con la invasión del Imperio Otomano por Europa, y que tenía en la mira la ciudad de VIENA en el año de 1683.

La ciudad se encontraba rodeada por una muralla; sin embargo, los invasores comenzaron a cavar túneles para sorprender a sus habitantes durante las horas de la madrugada.

No obstante, los panaderos vieneses se encontraban desde muy temprano despiertos haciendo pan para el día siguiente, y escucharon el ruido que hacían los invasores, por lo que pudieron alertar a la población y defender la ciudad a tiempo.

Finalmente, y gracias a la intervención de los panaderos, los otomanos no pudieron invadir la ciudad. Para celebrarlo, estos crearon un pan en forma de luna creciente, símbolo de la bandera otomana.

Porque te gustó esta información, disfruta del menú más saludable con las mejores recetas, deliciosas y muy nutritivas, sólo en Cocina Fácil, tu mejor opción para disfrutar de los más ricos sabores de la temporada
Y suscríbete a tus revistas favoritas en TUSUSCRIPCION.COM
Josselin Melara

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.

Compartir
Publicado por:
Josselin Melara