Categorías: Salud y nutrición

Cómo los antioxidantes de los alimentos ayudan a retrasar el envejecimiento

Seguramente ya has escuchado sobre los antioxidantes en los alimentos, los cuales tienen funciones muy importantes: nos protegen de enfermedades como el cáncer y también nos ayudan a retrasar el envejecimiento.

Te interesa: Los 10 mejores alimentos para mujeres que no pueden faltar en tu dieta

Además de resistir todos los días infecciones causadas por virus, hongos y bacterias, las células del cuerpo enfrentan moléculas dañinas llamadas radicales libres.

Estas representan una amenaza para el organismo porque aceleran el proceso de envejecimiento y propician la aparición de enfermedades como cáncer, diabetes y problemas del corazón, alerta la doctora Diana Mejía, especialista en farmacología clínica.

El desequilibrio en las células causado por el aumento en los radicales libres se le conoce como estrés oxidativo y causa múltiples efectos negativos.

Al respecto, la doctora Mejía destaca que “en ocasiones nuestro cuerpo no es capaz de combatir los radicales libres al ciento por ciento, ante lo cual debemos aumentar el consumo de antioxidantes que son cruciales para mantenernos saludables”.

Alimentos ricos en antioxidantes

Los antioxidantes son sustancias químicas que ayudan a detener o limitar el daño causado por los radicales libres. Podemos encontrarlos en diversas frutas, vegetales, nueces, granos, algunas carnes, aves y pescados.

Los alimentos que destacan por su cantidad de antioxidantes son:

  • Frutas: manzanas, uvas, kiwi, papaya, críticos, y moras.
  • Verduras y legumbres: espinacas, acelgas, brócoli, tomates, col, zanahorias y cebolla.
  • Hierbas y especias: jengibre, perejil y romero.
  • Cereales: maíz, arroz y trigo.
  • Frutos secos: almendras, nueces, avellanas, cacahuates
  • Y otros alimentos como café, té, chocolate y vino tinto.

Además de dichos alimentos, refiere la doctora Mejía, otra manera de incluir antioxidantes en la dieta diaria es por medio del consumo de sustancias como beta-carotenos, luteína, licopeno, selenio, vitamina A, B, C y E, cromo, cobre, hierro y zinc, entre otras.

En nuestra dieta diaria podemos encontrar alimentos ricos en antioxidantes que pueden ayudar a proteger nuestro organismo.

Algunos de estos elementos los encontramos de manera natural en suplementos alimenticios que ofrecen un efecto antioxidante que ayuda a combatir la producción de radicales libres.

Al consumirlos, la piel manifiesta una mejor hidratación y disminución en la profundidad de las arrugas, así como en el cabello, brindando vitalidad y fuerza.

La doctora Mejía Morales recomienda, además, realizar actividad física suficiente, evitar el tabaquismo y la exposición prolongada al sol, además de utilizar fotoprotección de manera adecuada.

Por
Josselin Melara

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.