El truco para que las quesadillas fritas queden crujientes y con poca grasa

Los mejores trucos para preparar un platillo súper fácil y rico para cuando no tienes muchas ganas de pensar en qué comer; opta por las quesadillas fritas

quesadillas fritas

quesadillas fritas

Foto: IG @mercadito_carretas

Las quesadillas fritas son un platillo típico mexicano y es una de las variantes de las tradicionales quesadillas. Tiene su origen en la época prehispánica. El maíz era fundamental en la dieta de las culturas mesoamericanas, y las tortillas de maíz eran la base de las quesadillas. Para las quesadillas fritas, la masa se fríe en aceite caliente para obtener una textura crujiente y dorada.

Se pueden rellenar con una variedad de ingredientes, como queso, carne, champiñones, chorizo, pollo, entre otros.

Sin embargo, esta receta también es conocida por el exceso de grasa que se usa para poder freír la masa de las quesadillas. Por eso aquí te dejamos un par de trucos para que queden crujientes por fuera, suaves por dentro y también para que absorban la menor cantidad de grasa posible.

¿Cómo hacer que las quesadillas fritas queden crujientes?

El truco para hacer las quesadillas fritas está desde la preparación de la masa, algunos expertos recomiendan añadir un poco de harina de arroz a la harina de maíz, cuando se esté formando la masa para hacer las tortillas.

Asimismo, también se recomienda añadirle a la mezcla de la masa un poco de polvo para hornear, ya que éste es el que le dará el toque para que las quesadillas crezcan rápidamente y se pongan crujientes enseguida que toquen el aceite o la manteca, según se prefiera.

Quesadillas fritas

¿Cómo hacer para que las quesadillas fritas absorban menos grasa?

Una opción es que a la masa le agregues un chorrito, pero muy pequeño, de vinagre, ya que el aceite y el vinagre se repelen, esto evitará que la masa absorba mucha grasa. Si le pones mucho vinagre la masa no va a tener buen sabor y las tortillas no se va a hacer.

Recetas para hacer quesadillas fritas

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina de maíz (240 gramos)
  • 1 cucharada sopera de polvo para hornear
  • 2 tazas de agua a temperatura ambiente
  • 1 cucharada sopera de harina de arroz
  • 3 gotas de vinagre
  • 1 cucharada sopera de aceite vegetal
  • Sal al gusto
  • ½ litro de aceite para freír

Instrucciones:

  1. Mezcla los ingredientes secos en un recipiente: las dos tazas de harina de maíz, un poco de sal y el polvo para hornear.
  2. Añade de a poco el agua y mezcla constantemente con tus manos hasta obtener una masa manejable. Agrega un chorrito, tres o cuatro gotas de vinagre.
  3. Agrega la harina de arroz. Esto hará que la quesadilla quede crujiente por fuera y suave por dentro.
  4. Toma una porción de aproximadamente 50 gramos de masa. Aplástala con ayuda de una prensa para tortillas o un rodillo hasta obtener una tortilla delgada.
  5. Rellena la quesadilla con queso o el guisado que prefieras y ciérrala bien para evitar que se abra durante la fritura.
  6. Calienta el medio litro de aceite y fríe la quesadilla hasta que esté dorada por ambos lados. Retírala y colócala sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  7. Puedes servir con lechuga picada, queso espolvoreado y una salsa de tu agrado.
Contenido relacionado
Si eres fan del pan, debes saber que aquí te vamos a contar cuáles son los 10 mejores del mundo
Prepara hamburguesas caseras irresistibles con carne jugosa y llena de sabor; sigue nuestros consejos y disfruta de este clásico platillo con tus ingredientes favoritos
¡Atención! No todas las licuadoras sirven bien, revisa tu electrodoméstico y sigue estos pasos para prevenir accidentes
Ahora tienes un motivo más para incluir a los chilaquiles dentro de tus desayunos recurrentes
Refréscate como toda una estrella de Hollywood y sigue esta receta de la actriz para hacerle frente al calor