Postres mexicanos tradicionales de Cuaresma y Semana Santa

capirotada
Nos encanta esta temporada porque podemos preparar ricos postres mexicanos tradicionales de Cuaresma. Descubre cuáles son y sus recetas.

No todo son pescados y mariscos durante la Cuaresma: también podemos encontrar deliciosos postres mexicanos tradicionales que hemos aprendido de nuestras abuelitas y mamás.
¿Te suena la capirotada, la torrija o el budín? Estos son sólo algunos de los más deliciosos de esta temporada. Y hoy te invitamos a prepararlos de manera deliciosa. ¡Conoce las recetas!
No te pierdas: 10 recetas para una Cuaresma irresistible

Postres mexicanos tradicionales

Capirotada

Es un pan tostado o añejo (generalmente, de bolillo) que se deshidrata y se corta en rodajas, las cuales se ponen a cocer junto con trozos de plátano, pasas, guayaba, nueces y cacahuate. Posteriormente, se baña con jarabe de piloncillo y se acompaña con queso de mesa rallado. Hay estados en que su preparación puede variar, por ejemplo, en Zacatecas suelen añadirle merengue, y en Jalisco le agregan leche para darle una consistencia más cremosa. Sinaloa y Sonora se distinguen por integrar en su capirotada el dulce de biznaga, que le da un sabor realmente especial.
Te puede interesar: Postres con vinos mexicanos. Una guía para hacer tu maridaje más dulce

Torrijas

torrijas.jpg

Torrijas

Es muy habitual encontrarlas en los escaparates de las pastelerías durante la Cuaresma y especialmente en Semana Santa Sin embargo, las torrijas, tal y como las conocemos ahora, tienen su origen en el siglo XV, naciendo como una costumbre, aunque no lo creas, muy lejana de la celebración de la Semana Santa. Estos dulces desde entonces se elaboraban con pan duro, azúcar, huevos, vino o leche, y se preparaban con el objetivo de aliviar el dolor de las mujeres que acababan de dar a luz y para favorecer su recuperación. No se sabe a ciencia cierta cómo este dulce pasó a ser una tradición de la Cuaresma y la Semana Santa. Lo que si se sabe es que era un alimento saciante y calórico que le aportaba energía a la gente. Te interesa: 6 recetas de deliciosos tacos de pescado para la Cuaresma

Alegrías de amaranto

Alegría de amaranto

Alegría de amaranto

Es un dulce típico mexicano muy común en las plazas públicas y también en los atrios de las iglesias (puede que por esta razón se asocie con las celebraciones de Cuaresma y Semana Santa). Sin embargo, su asociación con la divinidad va más allá de época contemporánea: para los mexicas, la semilla de amaranto era sagrada, tanto que la usaban para hacer la figura de Huitzilopochtli. Hernán Cortés prohibió su consumo, ya que después de sus ceremonias solían cortar la figura del dios en pedazos y comerla (como si se tratara de una comunión católica). No obstante, su cultivo siguió con el paso de los años y ahora podemos disfrutarla no sólo en Cuaresma, sino todo el año. Sigue leyendo: 24 recetas de ensaladas saludables para Cuaresma

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.
Contenido relacionado
El panucho es un antojito mexicano tradicional del sureste del país; prepáralo en casa con esta deliciosa receta para disfrutar del sabor de la cocina nacional
Prepara un delicioso caldo de pollo con verduras; es un platillo reconfortante y es ideal contra el resfriado o dolor de estómago
Prepara deliciosa comida de Semana Santa; es ta una opción rica y además diferente a todos los platillos tradicionales de la temporada que a veces no gustan
Haz esta receta deliciosa de unas tradicionales torrijas, que son un platillo que se puede comer sin culpa en esta Semana Santa y Cuaresma
Prepara esta deliciosa receta de pollo rostizado sin necesidad de horno; te decimos con qué acompañar el platillo