¿Por qué es malo mezclar tequila con refresco? Esto le pasa a tu estómago

tequila-con-refresco.jpg

Tomar tequila con refresco es una combinación muy usual, especialmente si se preparan palomas o un charro negro. Sin embargo, expertos opinan que puede ser muy perjudicial para la salud, especialmente para el estómago. Te puede interesar: Cómo diferenciar los tipos de tequilas, según un experto

¿Por qué es malo tomar tequila con refresco?

Tequila

Tomar tequila con refresco no resulta tan buena idea. (Foto: Getty Images)

Al momento de consumir una bebida alcohólica, como el tequila, existe un número de porciones límite para tener un consumo responsable, conocido como trago estándar. Una ingesta excesiva, además de causar una fuerte borrachera, también provoca irritación en la mucosa intestinal. Las personas que padecen enfermedades como gastritis o colitis, son las que pueden sufrir más las consecuencias. Por si fuera poco, mezclar tequila con refresco podría tener consecuencias aún peores: Los refrescos son bebidas carbonatadas que dañan la mucosa e irritan aún más el estómago, incluyendo el sistema digestivo. El alcohol, al hacer contacto con el estómago, aumenta la producción de ácido, pues ayuda a digerir los alimentos. Pero, cuando se toma de forma excesiva, causa acidez estomacal, dolor abdominal, vómito o náusea. Esto también ocurre con cócteles que se elaboran con refrescos light o bebidas de dieta. La misma composición que poseen los refrescos hacen que estas mezclas sean peligrosos, debido a su alto nivel de azúcar y carbonato de sodio (que permite la formación de burbujas). No te pierdas: ¿El alcohol engorda? Descubre qué es lo que ocurre en tu organismo

Otras consecuencias

Tipos de tequila

(Foto: Getty Images)

Una ingesta excesiva de azúcar, además, causa un aumento de peso y una mayor probabilidad de sufrir enfermedades como diabetes. Por otro lado, el sodio aumenta la presión arterial. Los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH por sus siglas en inglés) advierten que un alto consumo de azúcar, como el de los refrescos, puede ocasionar enfermedad de hígado graso no alcohólico, incluso cirrosis. Aunque pensemos que el refresco puede “suavizar” el efecto de las bebidas alcohólicas, la realidad es que puede potenciar su daño. Recuerda que lo mejor es tomar con prudencia para no afectar nuestra salud. Porque te gustó esta información, conoce el menú más saludable con las mejores recetas, deliciosas y muy nutritivas, sólo en Cocina Fácil, tu mejor opción para disfrutar de la temporada de otoño

Y suscríbete a tus revistas favoritas en TUSUSCRIPCION.COM

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.
Contenido relacionado
Si sospechas que has ingerido agua contaminada, lo mejor es que consultes al especialista a la brevedad
Olvida las costosas cremas antiedad, ¡la naturaleza tiene la solución! Descubre cómo los arándanos, ricos en antioxidantes, ayudan a combatir el envejecimiento prematuro
Aunque se recomienda que consumas frutas a diario, esta en particular es muy buena gracias a su aporte nutricional
Profeco saca estudios para analizar los alimentos más consumidos; este fue el veredicto sobre las marcas más conocidas de chiles en vinagre, cuáles son las menos dañinas
¿Alguna vez te has preguntado qué pasa con los alimentos una vez que superan la fecha de caducidad? Aquí te contamos la respuesta