¡Haz un sándwich saludable para tu hijo!

sándwich saludable

El sándwich es un clásico en el lunch de nuestros hijos, debido a que es práctico para comer, además de fácil y rápido de preparar. Y hoy te proponemos hacer un sándwich saludable para que tu hijo lo disfrute aún más.

Te interesa: 12 recetas de sándwich para niños, muy ricos y rápidos de preparar

La clave: sustituir los ingredientes

Cuando no sustituimos los ingredientes de un sándwich, ocurren dos riesgo: que nuestros hijos no tengan los nutrientes necesarios o suficientes en su lunch, o que el mismo sabor y consistencia del sándwich les aburra. Para que esto no ocurra, te damos las siguientes sugerencias.

Esquema del sándwich

Todo sándwich lleva, esencialmente, estos ingredientes: pan de caja, jamón, queso amarillo, jitomate, lechuga y mayonesa. Nosotros te vamos a decir cómo sustituir cada uno de estos ingredientes.

PAN

PROTEINA

QUESO

VEGETALES

HORTALIZA

ADEREZO

Otros tips

  • Un sándwich saludable también debe tener una buena apariencia. Por eso, utiliza una bolsa resellable para protegerlo, o un recipiente hermético.
  • No satures el sándwich de ingredientes. Procura una sola opción de proteína, queso, verdura, hortaliza y aderezo, con su pan correspondiente.
  • Pregunta a tu hijo si se siente satisfecho con el lunch que le envías, o si es demasiado para él.
  • Recuerda que el sándwich no debe ser una opción para toda la semana. Aquí te ofrecemos otras ricas opciones de lunch que le puedes ofrecer a tu hijo.

Descubre más tips de salud y nutrición en Cocina Fácil

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.
Contenido relacionado
La guía culinaria publicó una lista con algunos de los platillos mexicanos más apreciados a nivel global
Este pequeño pero poderoso alimento tiene muchos más beneficios de los que te imaginas.
Si tienes resfriado es mejor poner en pausa estos alimentos.
Cuida tu piel con la fruta yaca; tiene múltiples beneficios para piel, como por ejemplo, ayuda contra el acné
Toma nota de los múltiples motivos por los que te conviene incluirlos en tu alimentación.