Receta de croissant relleno: el paso a paso para prepararlo con fruta y queso

  • Tiempo:
    8:00
  • Porciones:
    158
  • Dificultad:
    Alta
croissant relleno

croissant relleno

IA

Celebra el Día del Croissant con esta deliciosa receta; prepara un pan relleno de fruta y queso y disfruta de su sabor

Ingredientes

  • 250 g de harina panadera
  • 27g de azúcar refinada
  • 4.5 g de levadura seca
  • 5 g de sal
  • 25 g de mantequilla
  • 53 g de leche entera
  • 78 g de agua
  • 125 g de mantequilla para empastar
  • Queso Cottage
  • Fruta Fresca de temporada, durazno, cerezas, fresas
  • Miel

Preparación

  1. En el tazón para la batidora agrega harina, azúcar, levadura, sal y mantequilla y mezcla con la pala hasta obtener una textura arenosa y homogénea.
  2. Cambia la pala por un gancho y agregar leche y agua lo más fríos posible.
  3. Amasa hasta que logres estirar la masa sin que se rompa.
  4. Estira un poco la masa y dejar fermentar en frío de 6 -12 horas.
  5. Al día siguiente estira la masa, y en medio coloca una lámina de mantequilla que esté a unos 12 grados. Cubre la mantequilla con la masa como si la envolvieras y extiéndela con el rodillo. Luego vuelve a doblar la masa y vuelve a extender la masa. Repite unas tres veces.
  6. Extiende la masa, corta pequeños triángulos y enróllalos para formar tus croissants.
  7. Deja fermentar hasta doblar su volumen.
  8. Hornea a 200°C por 2-5 minutos y reduce a 175°C hasta cocer y dorar.
  9. Delicadamente corta el croissant a la mitad, agrega dos cucharadas de queso cottage.
  10. Añade rebanadas de durazno, fresas y cerezas. Decora con un toque de miel y cierra con la tapa.

El 30 de enero se celebra el Día del Croissant, una pieza de bollería que tiene un origen curioso y una forma simbólica.

¿Cómo surgió el Croissant? Esta es su historia

El croissant nació en Viena, Austria, en el siglo XVII, como una forma de celebrar la victoria de los vieneses sobre los otomanos, que intentaron invadir la ciudad cavando túneles bajo las murallas.

Los panaderos de la ciudad, que trabajaban de madrugada, escucharon los ruidos de las excavaciones y alertaron a las autoridades, que frustraron el ataque otomano.

El emperador Leopoldo I de Habsburgo, agradecido por la ayuda de los panaderos, les permitió elaborar dos tipos de panes: uno llamado “emperador” y otro “Halbmond”, que significa “media luna” en alemán.

croissant

El pan “Halbmond” tenía la forma de la media luna creciente que aparecía en la bandera de los otomanos, como una burla y una venganza por el intento de invasión.

¿Por qué se llama croissant?

Posteriormente, el croissant vienés llegó a Francia en el siglo XIX, gracias una panadería vienesa que abrió en París, que tuvo mucho éxito entre los franceses.

Los franceses le dieron el nombre de “croissant”, que significa “creciente” en francés, para mantener la tradición de que el pan está inspirado en la media luna creciente y le añadieron un toque hojaldrado y crujiente, que lo hizo más popular y delicioso.

El Día Internacional del Croissant se celebra desde hace algunos años, con el fin de dar a conocer y disfrutar de esta delicia de la panadería, que puede consumirse a cualquier hora del día.

Historia del croissant

¿Con qué se come el croissant?

El croissant se puede comer simple, tibio o a temperatura ambiente, y sumergirlo en café o té para un desayuno energizante.

Se le puede untar mantequilla, mermelada, crema de frutos secos o crema de chocolate para un bocadillo dulce. También se puede rellenar con fruta de temporada.

Otra opción es rellenar un croissant con carnes frías y quesos maduros, como jamón serrano, salami y queso brie, para un sándwich salado.

Puedes hacer un croissant benedictino con salmón, huevos y salsa holandesa para un brunch sofisticado.

Contenido relacionado
Nada como un buen frappé para combatir el calor esta temporada, aquí te contamos cuál es son tus mejores alternativas, de acuerdo con ChatGPT
Si todavía no sabes qué vas a cocinar hoy, estas alternativas serán tu mejor opción
Aprender a preparar este delicioso postre y lúcete con tus invitados, será un éxito asegurado
Prepara panuchos caseros con tortillas crujientes, cochinita pibil jugosa, frijoles refritos, cebolla encurtida y aguacate, ¡un festín yucateco irresistible!
Deleita a tu familia con esta receta casera de carne en su jugo: carne tierna, salsa espesa y sabor irresistible, fácil de preparar y perfecta para compartir