Cómo tomar aceite de oliva ayuda a combatir problemas de los riñones

Combina el consumo de aceite de oliva con una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras y legumbres, así como un estilo de vida saludable que incluya actividad física

propiedades-del-aceite-de-oliva

El aceite de oliva, un tesoro líquido extraído de las aceitunas, es venerado desde la antigüedad por sus propiedades culinarias y medicinales.

Más allá de su delicioso sabor que impregna la cocina mediterránea, este aceite dorado esconde un potencial aliado para la salud de nuestros riñones, esos órganos vitales que filtran la sangre y eliminan toxinas del organismo.

Leer también
Evita que tu cuerpo se deshidrate y sigue esta regla clave para cuidar tu salud en los días en los que hay elevadas temperaturas
Aunque existe una gran variedad de estilos y todos pueden ser deliciosos, este es el mejor ceviche del mundo, según Taste Atlas

¿Cómo actúa el aceite de oliva a favor de la salud renal?

Diversos estudios han sugerido que el consumo regular de aceite de oliva virgen extra, especialmente el extraído de las primeras prensadas, puede contribuir a la salud renal de diversas maneras:

1. Reduce la inflamación:

La inflamación crónica está relacionada con diversas enfermedades renales. El aceite de oliva, rico en compuestos antiinflamatorios como polifenoles y oleocantal, ayuda a combatir la inflamación a nivel celular, protegiendo así los riñones del daño.

2. Mejora la circulación sanguínea:

Los ácidos grasos monoinsaturados del aceite de oliva, como el ácido oleico, favorecen la fluidez de la sangre, lo que se traduce en una mejor circulación renal. Esto, a su vez, optimiza el suministro de oxígeno y nutrientes a los riñones, promoviendo su buen funcionamiento.

3. Disminuye los niveles de colesterol:

El colesterol elevado en sangre es un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares y renales. El aceite de oliva ayuda a reducir el colesterol LDL (malo) y aumentar el colesterol HDL (bueno), contribuyendo así a un perfil lipídico más saludable para los riñones.

4. Protege contra el daño oxidativo:

Los radicales libres son moléculas inestables que pueden dañar las células de nuestro cuerpo, incluyendo las células renales. El aceite de oliva, rico en antioxidantes, ayuda a neutralizar estos radicales libres, previniendo el estrés oxidativo y protegiendo los riñones del daño celular.

aceite de oliva

¿Cómo incorporar el aceite de oliva a tu dieta para la salud renal?

Incorporar aceite de oliva a tu dieta diaria es sencillo y delicioso. Te compartimos algunas ideas:

  • Aderezo para ensaladas: utiliza aceite de oliva virgen extra como base para tus aderezos de ensaladas, combinándolo con vinagre balsámico, limón, especias y hierbas frescas.
  • Salsas y dips: disfruta de salsas y dips saludables como el hummus o el guacamole, realzando su sabor con un chorrito de aceite de oliva.
  • Cocciones con calor moderado: el aceite de oliva virgen extra es ideal para saltear verduras, cocinar a fuego lento o marinar carnes y pescados.
  • En crudo: disfruta del aceite de oliva virgen extra en su estado puro, rociándolo sobre tostadas, pastas o verduras a modo de aderezo o acompañamiento.

¡El aceite de oliva, un tesoro líquido para la salud de tus riñones!

Contenido relacionado
Analiza los pros y contras de estos aceites para cocinar, aprende cuándo usar cada uno y elige el mejor para tu cocina
La Procuraduría Federal del Consumidor anunció cuál de las marcas que se comercian en México consiguió la calificación más alta
¿Estás pensando en dejar de comerlo o disminuir tu ingesta? Esto es lo que puede pasar
Aquí te vamos a explicar a detalle los verdaderos beneficios de esta popular práctica
Descubre cómo el aceite de oliva puede ser tu aliado: aprende sobre sus beneficios, cómo incorporarlo en tu dieta y consejos para aprovechar al máximo sus propiedades