Cómo conservar los frutos rojos por más tiempo con vinagre blanco

Frutos rojos

Los frutos rojos son deliciosos, saludables y de los favoritos para preparar postres y bebidas riquísimas. Lamentablemente, son del grupo de frutas que duran menos tiempo, puesto que son muy sensibles a los factores ambientales, como el calor. Además, si no se conservan adecuadamente, es muy fácil que les aparezca moho. Por eso, te vamos a enseñar un truco para que duren más tiempo con ayuda del vinagre blanco. Te puede interesar: Cómo hacer una gelatina con frutos rojos y jamaica

¿Cuáles son los frutos rojos?

Frutos rojos

Frutos rojos o frutas del bosque (Getty Images)

También se les conoce como frutas del bosque, son un grupo de frutos que se caracterizan por la presencia de dicho color en su piel o en su interior. Crecen, principalmente, en bayas, y la mayoría pertenece a la familia de las rosáceas. Algunas tienen una multitud de variedades como la mora o la fresa. También algunos son de naturaleza silvestre; es decir que se cultivan en bosques y son de recolección: Frambuesas, arándanos, grosellas, cerezas, arándanos, zarzamoras, madroños, fresas y moras son los más populares. No te pierdas: Frutos rojos con cardamomo

Cómo conservarlos por más tiempo

Frutos rojos

(Foto: Getty Images)

Antes de meterlos al refrigerador, enjuágalos con una mezcla de agua y vinagre blanco. Sécalos cuidadosamente y luego guárdalos en una charola de plástico con agujeros para que los frutos puedan respirar y evitar la aparición de moho. Descubre: 10 beneficios de los frutos del bosque

¿Puedo conservar los frutos rojos congelados?

mermelada natural

Mermelada natural de frutos rojos. (Foto: Getty Images)

Esta es una buena alternativa para que duren mucho tiempo. Te decimos cómo lograrlo correctamente:

  1. En primer lugar, separa los frutos que estén en mal estado o dañados para que no afecten al resto.
  2. Enjuágalos bajo el chorro o sumérgelos en agua con ayuda de un colador si son frutos rojos delicados como las frambuesas o zarzamoras.
  3. Deja que se sequen y luego colócalos en recipientes de plástico individuales.
  4. Finalmente, colócalos en la parte trasera del congelador para evitar cambios de temperatura. Se recomienda no volver a congelarlos después de una primera ocasión.

Porque te gustó esta información, disfruta del menú más saludable con las mejores recetas, deliciosas y muy nutritivas, sólo en Cocina Fácil, tu mejor opción para disfrutar de los más ricos sabores del verano

Y suscríbete a tus revistas favoritas en TUSUSCRIPCION.COM

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.
Contenido relacionado
Con este sencillo truco, hacer la carne asada será mucho más fácil; ya no tienes pretexto para que no se arme la carnita todos los fines o en ocasiones especiales
La IA dice que la clave está en el balance: carne jugosa, pan brioche, frescura de vegetales y el toque ácido/cremoso; descubre nuestra receta para crear la hamburguesa más sabrosa, según la tecnología
Prepara la mejor birria con estos sencillos secretos; te decimos con qué debes condimentar la carne para marinarla y que eleve su sabor
Hazle frente a las altas temperaturas con un coctel delicioso y refrescante, aquí te decimos qué hacer para que te queden perfectos
¿Sueñas con un pescado empanizado dorado, crujiente y jugoso? Olvídate del pescado seco y quemado. Con estos tips infalibles lograrás la cocción perfecta