Tres formas de quitar verrugas con bicarbonato de sodio

Tres formas de quitar verrugas con bicarbonato de sodio

Las verrugas comunes son pequeñas infecciones en la piel, que producen bultos granulares inofensivos. Estas aparecen en diferentes partes del cuerpo, aunque los brotes en dedos y manos son los más frecuentes.

Estas proliferaciones redondas u ovaladas resultan antiestéticas, ya que la epidermis se engrosa y se torna rugosa. Su origen puede ser una infección del Virus del Papiloma Humano (VPH); este es bastante común y existen más de 150 tipos, pero solo algunos provocan verrugas en las manos, de acuerdo con la Clínica Mayo.

La transmisión del virus común se da a través del tacto, heridas o raspones en la piel. La verruga que genera desaparece por sí sola en un periodo de dos a seis meses. Sin embargo, pueden ser molestas o un poco vergonzosas por su aspecto en forma de pequeños puntos negros y ásperas al tacto.

Usos del bicarbonato de sodio en la cocina

Foto: Getty Images

Aquí tres formas sencillas para quitar verrugas con bicarbonato

El bicarbonato es efectivo para quitar verrugas por sus propiedades antisépticas, antiinflamatorias y astringentes, así como por su efecto exfoliante. Esto permite que el brote se descame y seque, así será más sencillo separarla de la piel.

Bicarbonato con vinagre blanco

Usa una cucharada de bicarbonato y mezcla con un poco de agua para crear una pasta. Posteriormente, agrega dos cucharadas de vinagre blanco y revuelve.

Aplícalo en la zona y déjalo reposar durante la noche. Repite el proceso tres veces a la semana, hasta que las verrugas desaparezcan.

Bicarbonato de sodio con vinagre de manzana

Combina una cucharada de bicarbonato y dos de vinagre de manzana hasta formar una pasta. Aplica una porción generosa de la pasta sobre la verruga, y cubre con una venda o gasa estéril para sujetar, puedes dejar reposar el remedio durante la noche.

Limpia la zona durante el día y repite por un par de semanas hasta que obtengas el resultado deseado.

Bicarbonato con aceite de ricino

Crea un ungüento con bicarbonato y aceite de ricino para quitar las verrugas de forma sencilla. Primero, mezcla bicarbonato con agua hasta obtener una pasta, a este resultado agrega una o dos cucharaditas de aceite de ricino. Mezcla todo hasta obtener una textura suave y uniforme.

Con un algodón, aplica tu ungüento sobre la verruga, espera a que se seque y lava con agua tibia. Repite diariamente sobre la zona de brotes.

También puedes leer:

Revive tu cabello con esta fantástica mascarilla de bicarbonato y yogur

Estos son los beneficios que no conocías del bicarbonato de sodio para tu cabello

20 usos rápidos del bicarbonato de sodio que no conocías, ¡realmente prácticos!

Contenido relacionado
Este clásico postre quedará todavía más irresistible al aplicar estos consejos que no puedes dejar pasar
Sabemos que es una decisión muy difícil, por eso le hemos pedido ayuda a este programa de IA para que de su veredicto
Te dejamos varios trucos inflalibres para nivelar la acidez del tomate en la salsa para las enchiladas verdes; ahora te quedarán perfectas
La próxima vez que pidas o prepares un carajillo piensa en esta historia que te vamos a contar y brinda por ella
La próxima vez que prepares esta deliciosa pasta no dudes en poner en práctica este tip que te hará quedar como toda una experta