¡Cuidado! Evita este aceite de cocina que daña tu salud

Descubre por qué el aceite vegetal parcialmente hidrogenado (AVPH) es un peligro para tu salud y cómo evitarlo en tu dieta; así que protege tu corazón y reduce el riesgo de enfermedades crónicas eligiendo aceites saludables

Aceite de oliva extra virgen

En el mundo de la cocina, el aceite es un ingrediente esencial para freír, saltear, hornear y dar sabor a nuestros platillos. Sin embargo, no todos los aceites son creados iguales, y algunos incluso pueden tener efectos negativos en nuestra salud.

En este artículo, te revelaremos un tipo de aceite de cocina que deberías evitar a toda costa: el aceite vegetal parcialmente hidrogenado. Este aceite, comúnmente utilizado en productos procesados y frituras, esconde un peligro silencioso para tu bienestar.

¿Qué es el aceite vegetal parcialmente hidrogenado?

El aceite vegetal parcialmente hidrogenado (AVPH) se obtiene a partir de aceites vegetales como el de soya, maíz o canola, mediante un proceso industrial llamado hidrogenación parcial. Este proceso agrega átomos de hidrógeno a las moléculas de aceite, lo que lo solidifica y aumenta su vida útil.

¿Por qué el AVPH es dañino para la salud?

El AVPH contiene altas cantidades de ácidos grasos trans, un tipo de grasa que ha sido ampliamente relacionada con diversos problemas de salud, incluyendo:

  • Enfermedades cardíacas: Los ácidos grasos trans aumentan el colesterol LDL (“malo”) y disminuyen el colesterol HDL (“bueno”), lo que incrementa el riesgo de sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.
  • Diabetes tipo 2: El consumo regular de AVPH puede aumentar la resistencia a la insulina, un factor de riesgo para la diabetes tipo 2.
  • Inflamación: Los ácidos grasos trans promueven la inflamación en el cuerpo, lo que está asociado a diversas enfermedades crónicas como la artritis, el asma y el cáncer.
El mejor aceite para cocinar, según Profeco

El mejor aceite para cocinar, según Profeco

Freepik/Edición Cocina Fácil

¿Cómo identificar el AVPH en los alimentos?

El AVPH se encuentra en una gran variedad de productos procesados, incluyendo:

  • Galletas: las galletas saladas, dulces y las obleas suelen contener AVPH.
  • Papas fritas y frituras: las papas fritas, totopos y otros snacks fritos a menudo se elaboran con AVPH.
  • Margarina: algunas margarinas baratas contienen AVPH en lugar de grasas lácteas.
  • Pizzas congeladas: las pizzas congeladas y otros alimentos procesados con masa pueden contener AVPH.
  • Postres: algunos pasteles, galletas y otros postres procesados pueden contener AVPH.

¿Cómo evitar el AVPH en tu dieta?

Para proteger tu salud, es importante reducir o eliminar el consumo de AVPH. Aquí te dejo algunos consejos:

  • Lee las etiquetas nutricionales: busca la lista de ingredientes y verifica si se menciona el “aceite vegetal parcialmente hidrogenado”. Si lo encuentras, evita el producto.
  • Opta por aceites saludables: elige aceites como el de oliva virgen extra, el de canola sin hidrogenar o el de aguacate para cocinar, freír y aderezar tus platillos.
  • Consume alimentos frescos: prepara tus propias comidas con ingredientes frescos y evita los productos procesados que puedan contener AVPH.
  • Cocina en casa: al cocinar en casa, puedes controlar los ingredientes que utilizas y asegurarte de no usar AVPH.

Cuidar tu salud es una responsabilidad personal. Al tomar decisiones informadas sobre lo que comes y evitar el consumo de aceites nocivos como el AVPH, puedes proteger tu corazón, reducir el riesgo de enfermedades crónicas y disfrutar de una vida más saludable.

Contenido relacionado
Se trata de un alimento muy saludable sirve para aromatizar y dar sabor a estos guisados
Este guisado de nopales y charales es rico en colágeno, por lo que te ayudará a aliviar el dolor de forma natural y fortalecer tus articulaciones
La Procuraduría Federal del Consumidor anunció cuál de las marcas que se comercian en México consiguió la calificación más alta
¿Estás pensando en dejar de comerlo o disminuir tu ingesta? Esto es lo que puede pasar
Aquí te vamos a explicar a detalle los verdaderos beneficios de esta popular práctica