¡Tómalo con calma! La importancia de comer sin prisas

Comer sin prisas

Es habitual que, cuando tenemos poco tiempo, lo primero que sacrifiquemos sea el momento de la hora de la comida. De lo que no estamos conscientes, es que comer sin prisas es básico para mantener una buena salud. Y no solo eso: comer de manera consciente y con el tiempo adecuado también ayuda a mantener el peso: “no se necesita el control de las kilocalorías para bajar o mantener el peso, sino lo que se necesita es una alimentación consciente”, explica la dietista-nutricionista Paula García Bernacer en su libro, Esclavos de la comida. Te puede interesar: Adicción a la comida: un problema cada vez más común Comer con atención es una práctica demasiado importante porque incluso muchas veces “es capaz de resolver problemas en los trastornos de la comida alimentaria”. Cuando no comemos con atención, el sentido del gusto puede alterarse, y es más difícil percatarnos de los sabores y perdernos de la sensación de plenitud con la comida. No te pierdas: 14 tips para controlar tu adicción al azúcar

alimentos-antiestres.jpg

Getty Images

Cómo comer sin prisas

Una clave muy importante para ser conscientes de cómo y cuánto comemos, es que debemos estar conectados en el momento presente, no estar pensando en hechos pasados o en un asunto futuro. Es importante que nos percatemos del sabor, el aroma, a lo físico de nuestra comida. Podemos ejercitar este nuevo sentido a la hora de comer haciendo pequeños ejercicios durante el día; es decir, siendo conscientes de lo que estamos haciendo en el momento preciso, como lavarnos los dientes. La intención es llevar a la práctica la atención plena de las cosas. Te interesa: 5 maneras para mejorar tu relación con la comida Después de seguir esta pauta durante algunos días, podemos hacer lo mismo con lo que tenemos en el plato: observar el color, la forma, preguntarnos sobre su sabor y aroma. La dietista-nutricionista también ve esencial preguntarnos qué tan hambrientos nos sentimos y, a media comida, verificar nuestro apetito. En muchas ocasiones, comemos porque estamos distraídos, y eso es lo que ocasiona que comamos de más (o tal vez no lo necesario). Fuente: Europa Press No te pierdas más valiosa información para cuidar de tu salud y nutrición en Cocina Fácil

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.
Contenido relacionado
La Procuraduría Federal del Consumidor anunció cuál de las marcas que se comercian en México consiguió la calificación más alta
¿Estás pensando en dejar de comerlo o disminuir tu ingesta? Esto es lo que puede pasar
Aquí te vamos a explicar a detalle los verdaderos beneficios de esta popular práctica
Descubre cómo el aceite de oliva puede ser tu aliado: aprende sobre sus beneficios, cómo incorporarlo en tu dieta y consejos para aprovechar al máximo sus propiedades
¿Tacos al pastor, paella, lasaña, sushi? Este es el veredicto de ChatGPT. ¿Puedes adivinar de cuál se trata?