Conoce los 3 hongos más versátiles y deliciosos

tipos de hongos

En este texto te hablaremos de los tres tipos de hongos más populares, baratos y deliciosos que debes incluir en tu lista de compras.

Los hongos son uno de los alimentos más versátiles que tiene la cocina mexicana. Combinan con un sinfín de ingredientes y son los protagonistas en más de un guisado consentido: quesadillas, sopas, tacos… en fin. Pero entre el inmenso mar de opciones de hongos comestibles que existen allá afuera, hay tres que sobresalen por su increíble sabor, adaptabilidad y, por supuesto, porque tienen salivando a más de una persona. Por eso en este episodio te hablaremos de los tres tipos de hongos más populares, baratos y deliciosos que debes incluir en tu lista de compras.

Tipos de hongos más comunes y versátiles

Champiñones

Al hablar de los tipos de hongos, en primer lugar tenemos al consentido en las cocinas familiares y puestos populares en millones de rincones de México: los champiñones. Buenos, bonitos y baratos, estos hongos cumplen con todos los requisitos que buscamos cuando de gusto y flexibilidad se trata. Son de sabor suave, ligeramente carnoso, con textura fibrosa similar a la res y además absorben muy bien los aromas de otros ingredientes como epazote, ajo, el aceite de oliva o los caldos de pollo. Por lo que te recomendamos servirlos como guarnición con tus comidas (especialmente acompañados de alguna proteína como filete de res, pollo a las brasas o pescado empapelado) o bien, prepararlos en platillos como crema de champiñones, pastas con salsas cremosas o en tus huevos matutinos. Pues el sabor de los champiñones complementarán muy bien la variedad de texturas y aromas de los demás ingredientes. Dándole un toquecito de gusto aromático semi terroso sin ser demasiado potente ni abrumador. Además, son una excelente excusa para ser más saludables. Son bajos en calorías, ricos en Vitaminas B, potasio, hierro y sodio, ayudan a combatir la diabetes, la hipertensión y además, fortalecen nuestro sistema inmune.

champiñones

Getty Images

Setas ostra

Seguimos con las “setas ostra”. También conocidas como “gírgolas” u “hongo orejón”, estos hongos son de los más consumidos a nivel mundial por su sabor, beneficios y precio accesible. Puedes identificarlos fácilmente por su forma de sombrero redondeado a manera de abanico, con superficie lisa y encorvada. Tiene tonos que van de los grises a los marrones y su cara inferior está constituida por laminillas muy finas y delicadas. A diferencia de los champiñones, las setas ostra tienen un olor fuerte y su sabor recuerda mucho a la carne de ternera. Así que es ideal para cualquier receta que tenga carne, ya sea como sustituto o acompañante. Puedes probar sazonarlas con un poco de sal, ajo y chorrito de aceite de oliva para después pasarlas al sartén e incorporarlas a tus pastas favoritas. Aunque también puedes probar añadiéndolas a tu pozole para darle un toque extra de textura y conservar el tradicional sabor. Aunque eso sí, a la hora de limpiarlos debes ser muy cuidadoso pues son muy sensibles a la presión. Y nunca, pero NUNCA debes lavarlos con agua y jabón, ya que estas setas absorben fácilmente el líquido y pierden todo su aroma y textura. Así que para asegurarte de limpiarlos sin sacrificar su sabor, primero debes humedecer unas toallitas para cocina y con mucho cuidado frotar la superficie y tallo del hongo.

setas ostra

Getty Images

Hongo Portobello

Y para cerrar con un estilacho más gourmet tenemos al hongo Portobello. Pero no te dejes intimidar por su nombre, en realidad estos hongos son prácticos, accesibles y súper fáciles de preparar. De hecho, el portobello es muy similar al champiñón que todos conocemos, pero en la cocina ofrece una textura más firme y tersa, un sabor pronunciado (similar a la de la carne) aunque con notas más dulces, frescas y de un aroma intenso. Para identificarlo basta con fijarse en su característico tamaño, ya que el portobello promedio suele tener un tamaño medio o grande, pudiendo cubrir casi por completo la palma de una mano. Algo que los vuelve especialmente atractivos si tu apetito es vasto.

hongo portobello

Getty Images

Su color café más oscuro en la tapa lo hace vistoso y su textura es más carnosa y firme en comparación con otros hongos. Puedes disfrutarlos tal cual salteándolos con un poco de sal y aceite de oliva, o sazonarlos y a la plancha para incorporar en sandwiches y hamburguesas, e incluso en risottos, pizzas o rellenos de espinacas y queso. Aunque como tip, elijas la receta que elijas, por nada del mundo les vayas a quitar la piel. Pues esto puede ocasionar que pierdan su carnosa textura, además que absorberán más agua y podría estropearse su sabor. Así que recuerda, cuando hablamos sobre los diferentes tipos de hongos, los champiñones son una excelente opción para agregar a quesadillas, sopes y caldos. Para un twist a tu rutina, las setas ostra agregarán una textura extraordinaria a esa receta de pozole. Y si lo que quieres es preparar platillos de calidad gourmet a un bajo costo y sin la necesidad de ser un experto en la cocina, entonces no hay mejor opción que los hongos portobello. SIGUE LEYENDO: Conoce las propiedades de las hierbas, los nopales y los hongos La manera correcta de limpiar los hongos

Contenido relacionado
¿Te animas a probar una caguama? Esta deliciosa bebida te permite sumergirte en la cultura popular de México y disfrutar de un momento memorable con amigos o familiares
Embárcate en un viaje culinario para descubrir las diferencias entre la comida japonesa y la china; explora sus filosofías, ingredientes, técnicas y experiencias gastronómicas únicas que las distinguen como dos joyas de la gastronomía asiática
Con estos sencillos pero efectivos consejos lograrás obtener la mejor versión de este popular platillo
Las panochas son un ingrediente único y valioso de la cocina mexicana, que aporta un sabor distintivo y un toque de tradición a postres y panes
Olvídate de las tragedias en la cocina y sigue estos consejos para que los dumplings queden perfectos