Desayuna un rico pan francés

El nacimiento de este dulce postre data desde hace miles de años

pan-frances.jpg

El pan francés nació en Roma

Unsplash

Un poco de historia:
Aunque el nombre pueda sugerir lo contrario, el pan francés no es una invención de Francia, incluso, el platillo nació mucho tiempo antes de la existencia del país europeo. La primera receta conocida de lo que hoy llamamos pan francés se encuentra en un libro de cocina romano del año 300 d.C., escrito por Apicio, titulado: “Cocinar y cenar en la Roma imperial”. Durante muchos siglos, los franceses se refirieron a este plato como “pan romano”, de acuerdo con West Texas A&M University.

El único crédito que se lleva Estados Unidos es el nombre, gracias a los inmigrantes franceses que lo popularizaron. La receta original se consideraba una forma eficiente de utilizar el pan duro y evitar su desperdicio, una práctica que ha perdurado hasta nuestros días. El pan francés se disfruta en todo el mundo, demostrando que un plato sencillo puede trascender las fronteras y las épocas.

frances-tocino.jpg

El pan francés se puede acompañar con tocino frito

Pixabay

Receta del pan francés

Ingredientes:

  • 6 huevos grades
  • 1 taza y media de leche entera
  • 2 cucharadas de extracto de vainilla
  • ½ cucharadita de canela molida
  • Dos pizcas de nuez moscada molida
  • Una pizca de sal
  • 6 rebanadas de pan de caja. Lo ideal es que sea brioche porque es más grueso y, de preferencia, que sea de dos o tres días.
  • 4 cucharadas de mantequilla suavizada
  • Miel de maple

Pasos a seguir:
En un tazón mezcla la leche, los huevos y todas las especias: canela, nuez moscada, la vainilla y la sal.
Las rebanadas de pan se sumergen en la aromática mezcla hasta que sea bien absorbida. En caso de que el pan sea fresco, el tiempo de marinar debe ser menor porque las rebanadas se romperán con facilidad.
Cumplido este paso, en una sartén con mantequilla y a fuego bajo se comienzan a freír las rebanadas de pan, de un lado y del otro, y cuidar que también se cocinen por dentro.
Servir calientes y se bañan con miel de maple.

El pan francés se puede acompañar con huevos revueltos, rebanadas de tocino fritas, huevos estrellados, salmón ahumado o puré de manzana.

Contenido relacionado
¿Buscas recetas fáciles y deliciosas? ¡No busques más! Te traemos carne de cerdo en salsa verde, puerco en adobo, costillas de cerdo al horno con miel y mostaza, y albóndigas en salsa de tomate
Si piensas viajar a Chicago, te contamos cuál es son las taquerías en las que te sentirás como en casa
Estas recetas son fáciles, deliciosas y nutritivas para empezar el día con sabor y energía; ¡prepáralas en poco tiempo y disfruta de un desayuno completo!
¿Antojo de tacos? Estas son 3 opciones de lugares en los que podrás disfrutar algunos de los mejores de la ciudad
Se trata de una preparación famosa en el sur del país, ideal para acompañar platillos yucatecos