Descubre la historia de la capirotada

capirotada

Sin duda, alguna vez tu abuelita te preparó una deliciosa capirotada y, llegando la Cuaresma, seguro recordaste su dulce sabor. Y es que este es el postre favorito de esta temporada. Aquí te contamos todo lo que tienes que saber sobre la capirotada, además de 3 formas de prepararla súper delicioso. ¡Se te va a antojar! Te interesa: 16 recetas de desayunos de temporada para disfrutar en Cuaresma

Capirotada: un postre muy mexicano

Para probar la capirotada no tienes que buscar mucho, pues es un postre típico en muchos estados: Chihuahua, Coahuila, Durango, Sinaloa, Nayarit, Zacatecas, Sonora, Michoacán, Jalisco, Guanajuato y Nuevo León son algunos lugares en las que la preparan. La capirotada es un pan que se tuesta o añeja (generalmente, de bolillo) para luego deshidratarse y se cortarse en rodajas, las cuales se ponen a cocer junto con trozos de plátano, pasas, guayaba, nueces y cacahuate. Posteriormente, se baña con jarabe de piloncillo y se acompaña con queso de mesa rallado. Hay estados en que su preparación puede variar, por ejemplo, en Zacatecas suelen añadirle merengue, y en Jalisco le agregan leche para darle una consistencia más cremosa. Sinaloa y Sonora se distinguen por integrar en su capirotada el dulce de biznaga, que le da un sabor realmente especial.

capirotada-tradicional.jpg

Capirotada tradicional

Historia y su relación con la Cuaresma

Este postre es más antiguo de lo que imaginas, pues su origen se remonta al imperio romano, alrededor del siglo IV, pero se trataba de un platillo salado compuesto por trozos de pan que se bañaban en agua con vinagre, al que se le agregaban pepinos, pollo, queso, alcaparras y vísceras de pollo. Tiempo después, este platillo llegó a España con el nombre de almondrote, formado básicamente por pan remojado en caldo con trozos de carne. El almodronte se introdujo a América con las llegada de los españoles, y nuevamente sufrió cambios en su contenido, y también en su significado. Debido a la escasez de alimentos, este platillo se popularizó al ser muy económico si se le quitaba la carne, y en su lugar, se le añadieron ingredientes dulces. El almondrote se transformó en capirotada, cuyo nombre fue tomado de capirote, el gorro que utilizaban los monjes que participaban en las procesiones de la Semana Santa. Al ser un platillo austero, fue ideal para consumirse en este tiempo de penitencia, y además se le dio un valor simbólico religioso:

  • El pan viejo se relaciona a la pobreza y también hace alusión al Cuerpo de Cristo.
  • La Sangre de Cristo es representada por la miel del piloncillo.
  • El queso rallado simboliza el manto con que fue cubierto en su sepultura.
  • Las semillas y especias son los clavos y dolores que sufrió en su martirio.

¿Sabías todo esto sobre la capirotada? Ahora anímate a prepararla de forma deliciosa con las tres recetas que tenemos para ti, y si es la primera vez que preparas este postre, te recomendamos este video para que la hagas súper fácil en casa:

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.
Contenido relacionado
Uno de tus quesos favoritos tiene una historia que te va a encantar y aquí te la vamos a contar de principio a fin
Este clásico postre quedará todavía más irresistible al aplicar estos consejos que no puedes dejar pasar
Sabemos que es una decisión muy difícil, por eso le hemos pedido ayuda a este programa de IA para que de su veredicto
La próxima vez que pidas o prepares un carajillo piensa en esta historia que te vamos a contar y brinda por ella
La próxima vez que prepares esta deliciosa pasta no dudes en poner en práctica este tip que te hará quedar como toda una experta