Cómo conservar la lechuga y la espinaca en papel aluminio: te durarán muchísimo tiempo

El papel aluminio se volverá tu gran aliado al momento de guardar la lechuga y la espinaca en el refrigerador. Descubre este truco de cocina.

conservar-lechuga-espinaca-papel-aluminio.jpg

Cómo conservar la lechuga y la espinaca en papel aluminio

Getty Images

Tanto la lechuga como la espinaca son de esos alimentos que no nos gusta comprar en una gran cantidad, debido a que duran frescos por muy poco tiempo a pesar de que los conservemos en el refrigerador. Por eso hoy te vamos a compartir un truco buenísimo para que te duren más, y tan sólo necesitas papel aluminio, un material que todos tenemos en casa.

Te puede interesar: Cómo cultivar lechuga en agua fácilmente

Esto es lo que tienes que hacer para conservar la lechuga y la espinaca en papel aluminio

Beneficios de la lechuga para dormir

Tus hortalizas durarán más frescas con ayuda del papel aluminio

Getty Images

  • En primer lugar, toma un trozo de papel aluminio lo suficientemente grande para cubrir estas hortalizas (siempre por separado)
  • Envuélvelo muy bien. Ojo: es importante que todavía no las hayas lavado.
  • Finalmente, ya envueltas, coloca las hortalizas en el congelador y sácalas únicamente cuando las vayas a utilizar.

Tip de cocina: puedes separar la lechuga y la espinaca en hojas (sin cortar) y envolver cada una individualmente para que no tengas que sacar la lechuga cada vez que vayas a utilizarla. Después,, puedes reutilizar el papel aluminio.

¿Por qué funciona? El papel aluminio absorbe la humedad mientras mantiene frescas las hojas, por lo que evita que se pudran con antelación.

Ojo: evita usar este truco si las hortalizas ya están cortadas, puede puede ser contraproducente para la salud.

No te pierdas: Formas para organizar tu refrigerador que te ayudarán a ahorrar dinero

Otros criterios para que estas hortalizas te duren por más tiempo

  • Elige aquellas que estén firmes y elásticas.
  • Además, evita las que tengan manchas negras o zonas viscosas. Las hojas no deben estar flojas ni marchitas, y sin bordes marrones o amarillos.
  • Procura que las hojas exteriores tengan un color verde oscuro y no estén maltratadas, así son más nutritivas.
  • También, si el aroma del tallo es dulce, es una buena pieza.

¡La Cuaresma ya está aquí! Disfruta de las recetas más deliciosas y saludables en Cocina Fácil, con los mejores sabores de esta temporada

Y suscríbete a tus revistas favoritas en TUSUSCRIPCION.COM

Editora Digital Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, con experiencia en tradiciones orales, gastronomía y cultura mexicana.
Contenido relacionado
Con este sencillo truco, hacer la carne asada será mucho más fácil; ya no tienes pretexto para que no se arme la carnita todos los fines o en ocasiones especiales
La IA dice que la clave está en el balance: carne jugosa, pan brioche, frescura de vegetales y el toque ácido/cremoso; descubre nuestra receta para crear la hamburguesa más sabrosa, según la tecnología
Prepara la mejor birria con estos sencillos secretos; te decimos con qué debes condimentar la carne para marinarla y que eleve su sabor
Hazle frente a las altas temperaturas con un coctel delicioso y refrescante, aquí te decimos qué hacer para que te queden perfectos
¿Sueñas con un pescado empanizado dorado, crujiente y jugoso? Olvídate del pescado seco y quemado. Con estos tips infalibles lograrás la cocción perfecta