Cómo cocinar alcachofas al vapor

  • Tiempo:
    0:30
  • Porciones:
    4
  • Dificultad:
    Baja
Cómo preparar y comer alcachofas

Cómo preparar y comer alcachofas

IA

Sorprende con una entrada diferente, por eso aquí te decimos una receta súper fácil de cómo cocinar alcachofas al vapor

Ingredientes

  • 4 alcachofas
  • 1 limón
  • 1 ramita de canela
  • Sal
  • Agua
  • Salsa de perejil (opcional)

Preparación

  1. Lava bien las alcachofas y córtales el tallo y las puntas de las hojas. Frota las alcachofas con medio limón para evitar que se oxiden.
  2. Pon el agua en una olla junto con la piel del limón y la canela. Lleva a ebullición.
  3. Coloca las alcachofas en una vaporera o en un colador metálico sobre la olla con el agua hirviendo. Para cocinar estilo baño maría y tapa y deja cocer al vapor durante unos 20 minutos o hasta que las alcachofas estén tiernas. Puedes comprobarlo pinchando el corazón con un tenedor.
  4. Retira las alcachofas y sírvelas calientes o frías, con sal y un chorrito de limón.
  5. Para la salsa de perejil: pon perejil y 1 ajo en la licuadora y licúalo. Luego añade un chorrito de aceite de oliva y mezcla hasta formar una consistencia cremosa, sazona y sirve con las alcachofas.

Las alcachofas son un platillo perfecto como entrada para comidas o cenas, sobre todo en una ocasión especial, ya que no son muy comunes en las mesas mexicanas, salvo que sea una celebración.

¿Qué son y para qué sirven las alcachofas?

Las alcachofas son las inflorescencias de una planta llamada alcachofera, que pertenece a la familia de las asteráceas. Las alcachofas tienen forma de cono y están formadas por hojas carnosas que rodean un corazón tierno. Se pueden comer crudas o cocidas, y tienen un sabor ligeramente amargo y aromático.

Esta hortaliza sirve para reducir el colesterol y la glucosa en la sangre, gracias a su contenido en fibra y antioxidantes.

alcachofas.jpg

Favorece la digestión y el tránsito intestinal, por su efecto diurético y probiótico. Protege el hígado y la vesícula biliar, por su acción hepatoprotectora y colerética.

Asimismo, las alcachofas promueven la pérdida de peso, por su bajo aporte calórico y su capacidad de saciar el apetito. Previenen la anemia, la hipertensión y la diabetes, por su aporte de vitaminas, minerales y fitoquímicos.

¿Cómo se toma las alcachofas para limpiar el hígado?

La hortaliza se puede consumir en tres formas diferentes para ayudar a limpiar el hígado, por ejemplo, en cápsulas o pastillas naturistas que se pueden consumir bajo prescripción médica.

Otra manera es hacer un té que se prepara hirviendo en agua las hojas de la alcachofa y dejando reposar por 15 minutos. Se puede tomar una taza al día, preferiblemente en ayunas. Y por supuesto cocinada al vapor, para que haga efecto sería sin aderezo ni sal.

¿Cómo se comen las alcachofas?

Las alcachofas se comen arrancándole las hojas una a una con las manos, mojándolas en la salsa, y raspando la parte comestible con los dientes. Cuando le hayas quitado las hojas y llegues al corazón puedes cortarlo con un tenedor y comerlo.

Alcachofas gratinadas

Más recetas de cómo cocinar alcachofas

Recetas de alcachofas

Contenido relacionado
Estos mini hot cakes de avena, además de deliciosos, le brindarán a tu día un toque saludable.
Aprovecha al máximo los champiñones preparándolos en estas 26 deliciosas recetas, muy fáciles de hacer en tu hogar.
¿Amas las calabacitas? ¡Nosotros también! Por eso te compartimos estas deliciosas recetas para que te consientas saludablemente.
Sigue nuestra receta paso a paso para preparar una deliciosa sopa de tortilla, con consejos para un resultado perfecto. Disfruta de este clásico de la gastronomía mexicana en solo 30 minutos
El espagueti rojo es un clásico de la cocina. Te compartimos la receta más fácil y delicioso para prepararlo en casa.