Cómo hacer ramen vegetariano fácil

  • Tiempo:
    0:40
  • Porciones:
    4
  • Dificultad:
    Baja
Cómo hacer ramen vegano

Cómo hacer ramen vegano

Freepik

Prepara una versión vegana del tradicional ramen; olvidate de la carne de cerdo o de pollo y disfruta de este exquisito platillo

Ingredientes

  • 200 gramos de fideos de arroz
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 trozo de jengibre fresco, pelado y picado
  • 200 gramos de champiñones, en láminas
  • 200 gramos de tofu firme, cortado en cubos
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharadita de miso
  • Verduras al gusto como espinacas y zanahoria
  • Cebolla verde y semillas de sésamo para decorar

Preparación

  1. Calienta el aceite de sésamo en una olla grande a fuego medio.
  2. Añade el ajo y el jengibre, y sofríe hasta que estén fragantes.
  3. Incorpora los champiñones y el tofu, y cocina hasta que los champiñones estén suaves y el tofu dorado. Vierte el caldo de verduras y lleva a ebullición.

  4. Agrega la salsa de soja y el miso removiendo bien para combinar.
  5. Añade los fideos de arroz y cocina según las instrucciones del paquete. Mientras tanto, prepara las verduras que desees incluir, cocinándolas al vapor o salteándolas ligeramente.


  6. Sirve el ramen en tazones, colocando los fideos en la base y vertiendo el caldo caliente por encima. Añade las verduras cocidas y decora con cebolla verde picada y semillas de sésamo.

Si entraste a un plan alimenticio vegano o simplemente quieres comer una versión mucho más saludable del ramen que no tenga carne de res, cerdo, pollo o huevo, entonces checa esta exquisita receta de esta variación del ramen.

¿Con qué acompañar el ramen?

Algunos alimentos con los que puedes complementar el ramen vegano son los siguientes:

  • Gyozas: estas empanadillas japonesas pueden ser rellenas de verduras y son un acompañante clásic.
  • Arroz frito: un plato sencillo y rápido que puede servir como base o complemento.
  • Tofu frito: aporta proteínas y textura crujiente a tu comida.
  • Ensaladas al estilo japonés: Ligeras y refrescantes, son ideales para equilibrar la comida.
  • Rollitos de primavera: Otra opción crujiente y deliciosa que puedes rellenar con verduras frescas.
  • Edamame con sal marina: Un snack saludable y satisfactorio.

¿Qué diferencia hay entre ramen y sopa?

El ramen es un plato tradicional japonés, mientras que las sopas pueden ser de diversas culturas.

El platillo japonés siempre incluye fideos de trigo, largos y a menudo ondulados; las sopas no siempre llevan fideos.

Ramen, aprende a prepararlo y conoce su historia

El caldo del ramen se cocina durante horas para obtener un sabor intenso; las sopas pueden tener caldos más ligeros, suele llevar rebanadas de carne o huevo; las sopas pueden tener una variedad de proteínas o ninguna por lo que es una buena fuente proteínas, pero en la versión vegana no se comprometen los nutrientes, ya que el tofu y la sopa también son fuentes de proteína.

El ramen se sirve con una amplia gama de condimentos; las sopas son más simples en cuanto a condimentos.El ramen se complementa con vegetales, algas y más; las sopas pueden ser más básicas.

Asimismo, el plato japonés se sirve típicamente en un tazón grande como plato único; las sopas pueden servirse como entrada o plato principal. Los fideos del ramen ofrecen una textura masticable; las sopas pueden ser cremosas, claras o troceadas.

Recetas de ramen

Contenido relacionado
Estas alternativas te ayudarán a salir de la rutina en la cocina y preparar deliciosos platillos para encantar a todos
Te contamos la manera más rápida de preparar un guisado clásico de la cocina mexicana
Atrévete a explorar esta receta centenaria y descubre por qué el flan ha sido coronado como el rey indiscutible de los postres mexicanos
Prepara esta deliciosa salsa en solo 30 minutos y disfruta de un sabor jarocho auténtico que acompaña perfecto filetes de pescado, tacos y más
Inicia tu día con esta bebida llena de vitaminas y antioxidantes que te brinda energía en solo 10 minutos; ideal para un desayuno ligero y saludable