4 trucos para hornear pato y que te quede súper suave y jugoso

¿Sueñas con un pato asado jugoso y tierno? Olvídate de la carne seca, te revelamos los secretos para hornear un pato perfecto: desde elegir el corte adecuado hasta trucos de cocción infalible

pato

FREEPIK

El pato, con su sabor intenso y textura jugosa, es una opción ideal para cenas especiales o reuniones familiares. Sin embargo, hornearlo correctamente puede ser un desafío, ya que si no se toman las precauciones adecuadas, la carne puede quedar seca y dura. En este artículo, te compartiremos algunos trucos infalibles para que tu próximo pato asado sea un éxito rotundo.

1. Elige el corte adecuado:

El primer paso para lograr un pato perfecto es seleccionar el corte adecuado. Para hornear, las opciones más populares son el muslo o la pechuga. El muslo es más graso y, por lo tanto, más fácil de mantener jugoso durante la cocción. La pechuga, por otro lado, es más magra y requiere un poco más de atención para evitar que se reseque.

2. Marina el pato con anticipación:

Marinar el pato con anticipación ayudará a ablandar la carne y a infundirle sabor. Puedes utilizar una variedad de marinadas, desde simples mezclas de hierbas y especias hasta marinadas más elaboradas con cítricos, miel o vino. Asegúrate de cubrir completamente el pato con la marinada y refrigerarlo durante al menos 4 horas, o mejor aún, toda la noche.

3. Cocina el pato a una temperatura baja y constante:

La clave para un pato jugoso es cocinarlo a una temperatura baja y constante. De esta manera, la carne se cocinará de manera uniforme y no se resecará. La temperatura ideal para hornear el pato es de alrededor de 165°C. Puedes utilizar un termómetro de carne para asegurarte de que el pato esté bien cocido.

4. Deja reposar el pato antes de cortarlo:

Una vez que el pato esté cocido, es importante dejarlo reposar durante al menos 15 minutos antes de cortarlo. Esto permitirá que los jugos se redistribuyan por la carne, lo que la hará más jugosa y sabrosa.

Pato laqueado

Además, puedes llevar a cabo los siguientes tips, que le darán mayor sabor a tus comidas, como:

  • Agrega grasa adicional: si optas por hornear una pechuga de pato, que es más magra, puedes agregar un poco de grasa adicional, como mantequilla o aceite de oliva, para evitar que se reseque.
  • Utiliza una bandeja para hornear con rejilla: colocar el pato sobre una rejilla en una bandeja para hornear permitirá que la grasa se escurra durante la cocción, lo que resultará en un pato más crujiente y menos graso.
  • Bastea el pato durante la cocción: bastear el pato con los jugos de la cocción durante el proceso de horneado ayudará a mantenerlo húmedo y a realzar su sabor.
  • Deja que la piel se dore: la piel del pato es una de las partes más sabrosas, por lo que es importante dejar que se dore bien durante la cocción. Puedes hacerlo aumentando la temperatura del horno durante los últimos minutos de cocción.

Hornear un pato perfecto no es tan difícil como parece. Siguiendo estos sencillos trucos, podrás disfrutar de un pato asado súper suave, jugoso y lleno de sabor. ¡Atrévete a probarlo y sorprende a tus invitados con este delicioso plato!

Recetas con pollo

Contenido relacionado
Embárcate en un viaje culinario para descubrir las diferencias entre la comida japonesa y la china; explora sus filosofías, ingredientes, técnicas y experiencias gastronómicas únicas que las distinguen como dos joyas de la gastronomía asiática
Con estos sencillos pero efectivos consejos lograrás obtener la mejor versión de este popular platillo
Las panochas son un ingrediente único y valioso de la cocina mexicana, que aporta un sabor distintivo y un toque de tradición a postres y panes
Olvídate de las tragedias en la cocina y sigue estos consejos para que los dumplings queden perfectos
Consumir huevos con moderación como parte de una dieta variada y equilibrada puede proporcionar beneficios para la salud, para ello necesitas productos de calidad