15 recetas con amaranto que debes probar

Amaranto

Si buscas un alimento saludable y delicioso que puedas agregar a tus platillos, necesitas conocer el amaranto, te sorprenderán sus beneficios y todas las recetas que ofrece.

Te puede interesar: Amaranto: la planta mexicana que los españoles prohibieron durante la Conquista

¿Qué es el amaranto?

amaranto

Aporta minerales, como hierro y potasio. que fortalecen el sistema óseo, la salud pulmonar y también la cardiaca. (Foto: Getty Images)

El amaranto es un alimento realmente antiguo, se cultiva desde hace más de 7 mil años y se considera originado del sur y centro de América. Junto con el frijol, el maíz y otras semillas, representó una base de la alimentación para las culturas prehispánicas, las cuales utilizaba la planta y sus granos en su dieta, así como rituales y ofrendas a los dioses.

La gran popularidad del amaranto se encuentra en todos sus beneficios saludables que aporta al añadirlo a tu dieta, de hecho la ONU lo declaró como un cultivo con alto potencial nutricional.

Te interesa: 10 cereales que debes incluir en tu dieta

Nutrientes principales

Calaveritas de amaranto

Aprovecha esta temporada y disfruta de las calaveritas de amaranto. (Foto: Getty Images)

  • Proteína
  • Aminoácidos esenciales
  • Hidratos de carbono
  • Almidón
  • Fibra
  • Minerales (Calcio, hierro, fósforo, potasio, zinc y magnesio)
  • Ácido fólico
  • Vitamina A, B1, B2, B3 y C

11 Beneficios del amaranto

Alegría de amaranto

Alegría de amaranto

  1. En primer lugar, aumenta el rendimiento físico y mental, sus proteínas, hidratos de carbono y fibra facilitan un buen suministro de glucosa a las neuronas. Ayuda a mantenerlas alerta y funcionan como una fuente natural de energía.
  2. Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, contiene una coenzima llamada HMG-CoA, que actúa para evitar la acumulación de triglicéridos y colesterol.
  3. Gracias a su bajo contenido calórico es excelente para mantener un peso saludable.
  4. Además, es un antioxidante natural que ayuda a combatir los radicales libres y protege tus células del envejecimiento prematuro.
  5. Mejora la salud de tu cabello, fomenta la producción de queratina, lo que le da fuerza, suavidad y lo protege de la caída.
  6. Gracias a su fibra mejora el tránsito intestinal y combate el estreñimiento.
  7. También contribuye a regular los niveles de glucosa en la sangre.
  8. El grano de amaranto es una opción saludable para los celiacos, pues está libre de gluten.
  9. La amarantina, proteína presente en el amaranto, tiene la capacidad de reducir la presión arterial.
  10. Sus minerales y vitaminas, fortalecen el sistema óseo y combaten enfermedades como anemia y desnutrición.
  11. Finalmente, su alto contenido de ácidos grasos esenciales ayuda a mantener la suavidad de la piel y humectarla naturalmente.

Te interesa: 23 recetas con avena para cuidar tu salud y disfrutar su sabor

Formas de consumirlo

Atole de amaranto

Atole de amaranto

Una de las ventajas que tiene el amaranto es que resulta muy variable y puedes utilizarlo de diferentes formas en la cocina, como si fuera un cereal, puedes añadirlo tostado, hervido, inflado o como harina. Lo mejor del amaranto es que puedes usarlo para recetas dulces y saladas.

Disfruta del menú más saludable con las mejores recetas, deliciosas y muy nutritivas, sólo en Cocina Fácil, tu mejor opción para la temporada de Día de muertos

Suscríbete a tus revistas favoritas en tususcripcion.com

Contenido relacionado
Las galletas son deliciosas y con esta receta vas a poder comerlas sin culpa, ya que no tienen azúcar; si estas haciendo dieta o vas al gym son tu snack perfecto
Disfruta de un delicioso coctel de camarón con el mejor sazón; sigue esta receta con el ingrediente secreto: refresco de naranja
Disfruta de un pastel sencillo, pero sabroso y muy rápido de hacer; el chocolate le da un toque excepcional al sabor
La banana es una fruta con la que se pueden realizan deliciosos postres como este delicioso pan de plátano o banana bread
Este postre de chocolate se volvió famoso en la década de los 90, pero actualmente es un clásico de la repostería y se sigue preparando para consentir el alma y el paladar